Opinión Nacional

Franklin Brito

Un ciudadano que se ha inmolado en aras de la nación merece toda la atención y respaldo de la colectividad.

         Solo supimos de su existencia cuando comenzaba su huelga de hambre a las puertas de las oficinas de las Naciones Unidas en Las Mercedes. Protestaba por la violación a su derecho de propiedad de las tierras que cultivaba. 

         Desde aquellos días, entendimos que Franklin Brito era un hombre diferente, un venezolano integral y un ser que sabía defender sus derechos hasta las últimas consecuencias.

         Un productor agrícola que en su pequeño fundo contribuía a la alimentación del pueblo venezolano.

         Un agricultor. Un hombre de trabajo. Un jefe de familia que se constituyó, no solo en un gran maestro para sus allegados, sino que extrapoló sus enseñanzas y las hizo asequibles a todos los venezolanos.

         Hace unos pocos meses las autoridades del sector que oprime a los dueños de tierras hicieron un espectáculo bufo. Para hacer suspender su huelga de hambre le ofrecieron un documento que les tiene que llenar de vergüenza, si es que la tienen. En dicho papel, pues el término documento es excesivo, las autoridades se comprometían a revisar la situación en que le habían colocado su propiedad. Franklin Brito hizo honor a su compromiso y cuando se sintió burlado, reanudó su protesta.

         La reacción del régimen fue inaceptable. Además de incumplir con sus pseudo compromisos, secuestraron a Brito y lo colocaron bajo una situación absolutamente irregular en el Hospital Militar de San Martín. Así lo mantuvieron, con cuidados de dudosa efectividad y suministrados contra su voluntad, hasta el día de su fallecimiento.

         Quisiéramos terminar esta líneas con una mención a la pregunta que le hizo César Miguel Rondón a la señora Ángela Brito: “¿Tiene usted un mensaje para el vicepresidente y para el presidente de la República?” “No les deseo ningún mal. Solo espero que Dios se apiade de ellos”. Demasiada hidalguía.

Innumerables son los cómplices de este asesinato. Todos deben pagar por sus acciones y por sus omisiones.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba