Opinión Nacional

Frente al cambio constitucional: rechazo envolvente y respuestas convincentes y oportunas

En el Grupo La Colina A.C., hemos estado de acuerdo, y actuado en consecuencia, con la estrategia asumida en conjunto por las fuerzas democráticas venezolanas, de cara al fraudulento cambio constitucional propuesto.

Para nosotros, lo fundamental es el repudio contundente, inequívoco y redondo a la propuesta de instaurar en Venezuela una autocracia totalitaria, militarista y colectivista, evitando perder tiempo en la discusión de las formas cómo tal rechazo se concrete.

Desde distintas opciones que conviven en el espectro político opositor y más allá, se le ha dicho NO a las pretensiones perversas contenidas en la mal llamada reforma.

Las encuestas indican que el gobierno no las tiene todas consigo, a pesar de los ingentes recursos con que cuenta para neutralizar y/o comprar conciencias en el seno de la población.

Lamentablemente, gran parte de la ciudadanía desconoce aún el alcance profundo del cambio constitucional formulado. Pero a medida que lo va conociendo, la oposición a él aumenta.

No sólo el desacuerdo con sus contenidos y las formas utilizadas ha ido creciendo. También la convicción sobre lo innecesario, lo injustificado, de tales cambios. Está claro que las propuestas, por tocar aspectos sustanciales, deben ser consideradas por un procedimiento distinto al de la reforma, así como que algunas de las propuestas no requieren de una modificación de la Carta Magna.

A medida que se acerca la posible fecha para pronunciarse sobre este asunto, las acciones de calle y las diversas iniciativas comienzan a producirse con mayor frecuencia, fuerza y amplitud.

Quizás éstas no sean lo multitudinarias que algunos esperamos, pero representan cualitativamente un avance y un indicio de que estamos asumiendo la gravedad de la cuestión.

No obstante, hay que acelerar el paso. Las fuerzas política organizadas deben acentuar y proyectar las acciones que están realizando. Estamos convencidos de que a mayor conocimiento de los propósitos de la reforma, mayor repudio se levanta entre los venezolanos en general, incluso en los que simpatizan con el Presidente.

Las protestas de todo tipo crecen. Los transportistas, los estudiantes, los sin techo, los comerciantes y los profesionales, se están movilizando por diversos motivos, y lo que se avizora en el futuro cercano, es el ascenso de estas protestas.

El rechazo al cambio constitucional, que se expresa pidiendo el retiro de la propuesta o su posposición, en acciones legales de impugnación, en las manifestaciones de calle, en los foros, en las reuniones familiares, en el metro y los autobuses, tiene que convertirse en una avalancha poderos y envolvente que incluso trascienda el mismo evento electoral.

Este rechazo debe ser sostenido en el tiempo, independientemente de lo que ocurra en Diciembre. ¿Por qué?
Porque el cambio constitucional propuesto, en el caso eventual de ser aprobado, sería inviable, inejecutable, a menos que se cree un caos o se esté dispuesto a la violencia, tal y como la historia lo muestra. A mi juicio, será imposible imponer un sistema político-económico que atenta contra las tradiciones y costumbres nacionales, y los valores democráticos y de libertad del pueblo venezolano. Asimismo, lo que pretenden hacer va a contravía del entorno internacional actual y sus normas, principalmente las relativas a las garantías de los derechos humanos y la vigencia de las instituciones democráticas y el Estado de Derecho.

Sea lo que sea que suceda en el mes difícil que se inicia, las fuerzas democráticas deben estar preparadas para dar respuestas convincentes, oportunas y claras al pueblo que se rehúsa a entregarse al monstruo del totalitarismo colectivista.

Aunque estamos convencidos de que si se da la ocasión, habrá que ir a expresar nuestra repulsa a través del voto negativo, instrumento éste de mayor potencial político que cualquier otro, de igual manera comprendemos que puede haber medios distintos para rechazar la propuesta de cambio constitucional.

En cualquier caso, lo determinante en el curso que siga la política en los tiempos que vienen, será el mantenimiento firme y envolvente de la impugnación a las pretensiones de instaurar una sociedad sometida a los designios de un tirano delirante.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba