Opinión Nacional

¿Fue Realmente cierto que 2 millones 452 mil 859 chavistas “saltaron la talanquera”?

Si uno compara la cantidad de votos con los cuales Hugo Chávez fue reelecto Presidente el 3 de diciembre de 2006 (CNE: 6 millones 857 mil 485), con la cantidad máxima de votos que recibió la opción “SI” en el referendum aprobatorio de la Reforma Constitucional del 2 de diciembre de 2007 (CNE: 4 millones 404 mil 626], da la impresión de que 2 millones 452 mil 859 “chavistas”, saltaron la talanquera y (a) se abstuvieron de votar; (b) votaron “NO”; o (c) su voto fue anulado—o una combinación cualquiera de esas tres opciones.

Esos millones de supuestos saltadores de talanquera habrían constituido más de un tercio de la fuerza electoral chavista (exactamente el 35,77 %)—o cuatro chavistas de cada diez—si eso fue cierto, ello significó un descomunal descalabro político para el chavismo—y es la realidad actual mientras se acepten como ciertas las arriba citadas cifras oficiales de escrutinio emitidas por el Consejo Nacional Electoral (CNE).

He estado buscando una respuesta satisfactoria a la pregunta del título de este escrito en las abundantes opiniones—post escrutinios—emitidas por voceros tanto del oficialismo como de los sectores opositores, así como de los analistas políticos, periodistas y otros importantes emisores de opinión—pero sin embargo, aún no estoy satisfecho, porque ninguna de las opiniones tiene fundamentos científicamente irrefutables (y ¡claro! No pueden tenerlos, porque aún nadie se ha dispuesto a iniciar una seria investigación al respecto).

Las diversas opiniones—todas muy respetables y válidas—están abrumadoramente fundamentadas sólo en análisis lógicos—y las menos en diferencias halladas entre las cifras obtenidas por las encuestas a boca de urna y otras formas de recolección de datos usadas por los diferentes actores políticos—todas ellas—inevitablemente—vulnerables a márgenes de error que podrían invalidar cualquiera de las conclusiones alcanzadas—ya sea mediante el análisis lógico puro, o mediante las mencionadas recolecciones de datos.

Y si uno revisa las encuestas realizadas para conocer las intenciones políticas antes de efectuarse el referendum—como las de Datanálisis, Hinterlaces y Seijas—observa como sus pronósticos estaban—todos—completamente alejados de la realidad: ninguno de sus pronósticos llegó “ni cerca” de los resultados oficiales anunciados por el CNE—tanto en cuanto a los niveles de abstención electoral, como en cuanto a la opción preferida (“SI” ó “NO”).

En virtud de que la propuesta reforma constitucional constituía un muy profundo cambio social, político y económico a los estándares vigentes en Venezuela desde 1958, es vital para el futuro de nuestro país, que se busquen respuestas científicas a las muchas interrogantes que produjeron los resultados oficiales anunciados por el CNE, entre ellas:

01. ¿El resultado electoral fue el producto de un verdadero entendimiento por parte de los electores de lo que estaba en juego? ¿O simplemente fue debido a una mayor eficiencia de la maquinaria política del “NO” en comparación con la eficiencia de la maquinaria política del “SI”?

02. ¿Se vieron afectados los resultados electorales por la beligerancia verbal del Presidente venezolano en contra de la Iglesia Católica, España y Colombia?

03. ¿Influyeron en los resultados electorales las opiniones en contra de la reforma constitucional del General Raúl Isaías Baduel, y la Sra. Marisabel Rodríguez (ex¬¬¬-de Chávez)?

04. Tuvo algo que ver la calificación de la reforma por parte de la Iglesia Católica de “Moralmente Inaceptable” con los resultados electorales?

05. ¿Influyó en los resultado electorales el hecho de que los estudiantes universitarios estuvieron permanentemente “en la calle” en contra de la reforma constitucional, desde antes del cierre de Radio Caracas Televisión y hasta finalizado el último escrutinio de actas del referendum?

06. ¿Influyeron en los resultados electorales las realidades de la inseguridad personal, el desabastecimiento de varios productos de la cesta básica y las incumplidas promesas de dotar de viviendas dignas a los venezolanos que carecen de ellas?

07. ¿Cambió la confiabilidad en el Poder Electoral? ¿A favor? ¿En contra? ¿No cambió?

Hay muchas más preguntas como esas que requieren de respuestas científicas, no sólo de opiniones, las que por muy calificadas que sean siempre son hipótesis que requieren ser probadas o refutadas mediante el uso del método y las herramientas de la investigación científica.

Como todos sabemos, el chavismo no está nada contento con los resultados del referendum—y “no se va a quedar con ésa”—no duden que utilizará los restantes cinco años que le quedan en el poder, para revertir esa realidad y “seguir construyendo el socialismo bolivariano”—como dicen sus cuñas televisivas—y por ello, los venezolanos demócratas efectuarían la más sabia de sus inversiones, si se dedican; repito, a buscarle respuestas científicas, a las arriba enumeradas interrogantes—y a muchas otras que sin duda pueden ser añadidas a esa lista.

Los sectores demócratas cuentan con los recursos humanos, financieros y logísticos, suficientes, para llevar a su favorable conclusión, una investigación científica como la que propongo en este escrito—lo peor que podrían hacer, es descartar, o restarle importancia a esta propuesta, y “dormirse en sus laureles”.

Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba