Opinión Nacional

Futuro inmediato

El conocido sociólogo alemán Max Weber en sus ensayos Política y ciencia, al referirse a los políticos de «ocasión» y a los «políticos profesionales» y a su respectiva ética, recomienda que estos últimos se ocupen «… de la responsabilidad hacia el futuro que son las reales preocupaciones del político». Ese futuro inmediato está ahí: el 26 de septiembre, cuando se habrán de celebrar unas elecciones atípicas para designar la nueva Asamblea Nacional.

A partir del 27-S entraremos a vivir una nueva realidad política, pase lo que pase. Transitaremos un período indeterminado cuando la lucha por el objetivo de hacer funcionar la sociedad venezolana de una manera democrática, plural, con contrapesos de poderes, pasa a una nueva fase. La actual AN estará moribunda, impedida de seguir aprobando leyes contrarias a la Constitución y a contrapelo de la nueva Asamblea.

El autócrata no podrá seguir con su lloriqueo de «vienen por mí». No se sabe cómo va a reaccionar ante la pérdida del Poder Legislativo. El poderoso movimiento que se opone a sus políticas importadas de Cuba y bajo la dirección de Fidel más que nunca recorre un camino constitucional, electoral, democrático y pacífico. Se hacen esfuerzos para que esa amplia unidad no sea sólo para el 26-S, sino que vaya más allá de 2012 y que garantice gobernar con un gobierno de unidad nacional.

Son titánicas las tareas: reconstruir el aparato productivo, restablecer las instituciones aplastadas por el peso de una autocracia militarista; restablecer el alma nacional, el reencuentro de venezolanos y venezolanas enterrando tantas divisiones y odios que prácticamente paralizan al país.

El 26-S es una jornada cívica de grandes proporciones y proyecciones que está estrechamente imbricada con el futuro inmediato. Los esfuerzos de los candidatos de la Unidad Democrática y la dirección de la MUD deben acrecentarse en el curso de estos días y ampliar sus radios de acción con mensajes amplios, democráticos, inclusivos. No despreciar a nadie. Todos somos necesarios. Alcanzar la victoria no es fácil, pero es posible. La autocracia militarista está en picada. Fracasó. El futuro inmediato no les puede pertenecer. Llegó la hora de cambiar. Y ese cambio lo lograremos fortaleciendo más y más la unidad, organizando la victoria del 26-S como un paso de suma importancia en el camino por recorrer.

PD: Mis más sentidas palabras de condolencia para Alicia, Clara, Mario, Esperanza, Tatiana, Asia, Vladimir y Ernesto Villegas, por quienes profeso especial afecto desde que eran niños, y demás familiares de Maja Poljak, baluarte de las luchas democráticas, viuda del líder sindical Cruz Villegas. Paz a sus restos.

Pompeyo Márquez Dirigente político

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba