Opinión Nacional

Grupo Rosales y la nueva oposición

Es un hecho de evidente comprobación, que la dirección que condujo a la inmensa protesta opositora, terminó siendo un acto de exhibición de fisioculturismo donde rodeado de un inmenso y apolíneo potencial de fuerza a la larga finalizó enseñando una fragilidad inesperada a la hora de la «chiquita» ante un adversario, aunque ruin e inmoral, con la audacia y habilidad necesaria para fraguar el combate al instante exacto donde él podría decidir en tanto le resultaría favorable.

Advierto, como lo dije en su oportunidad, que estoy convencido y así lo reflejaban las encuestas en vísperas del RR(tendenciosamente ocultadas), que Chávez con todo y su hamponil ventajismo y las alteraciones en el registro electoral, de toda formas para la época ya poseía una suficiente mayoría para ciquitrillar a sus enemigos.

De ahora en adelante, toda posibilidad de construir una opción vencedora hacia el futuro contra el chavismo pasa mucho más por la maña, por el ingenio, por herramientas y posturas nacidas de la inteligencia, que medidos en el fervor y los litros de bilis que derramemos en las calles o en nuestras casas impulsados desde un repudio irreflexivo que se disolverá fatalmente en vómitos estériles.

Derrotar a esta gente, urge de un liderazgo renovado con tácticas de coincidencias en respaldo de algunas de sus iniciativas; Vale decir, un liderazgo proactivo que fulmine de una buena vez toda la caterva de las viejas caras de la políticos y de sus políticas, incluyendo sus organizaciones ancladas y resistentes a admitir que su «Muro de Berlín» fue estrepitosamente derrumbado.

Intuyo que la conducta de Rosales y sus diputados en la AN, pueden estarse inscribiendo en esa líneas de acción que considero imperativas dentro de modalidades nunca antes exploradas por opositor alguno, en tanto que parten de un diagnóstico acertado de la fuerza social y política del chavismo, ya no sólo por una cuestión de mera supervivencia de un gobierno regional que aislado no tendría la mayor posibilidad de supervivencia, sino en dirección a que se forje un liderazgo con voluntad y aliento de fuerza nacional.

Rosales venció a Chávez, de ello surgió un respeto del «bellocino de oro» de Miraflores por el mandatario zuliano. Están equivocadamente en lo injusto quienes ahora acusan a Rosales de traidor. De alguna manera los dos se necesitan; el «Mandamás», por su afán de congratularse en una región que le es hostil, le hace carantoñas al zuliano, esa es la verdad. ¿ Por qué cuernos este debe rechazar la cooperación que le ofrece el ejecutivo? El desencanto y la implosión de la que tanto se habla, requiere liderazgos creíbles que rejuvenezca el eventual descontento.

Angel Emiro Vera, de «Un Nuevo Tiempo ya ha dicho que su partido «apoyará todas las iniciativas del Gobierno destinadas a beneficiar a la población y fortalecer la descentralización» y agrega:»..hoy más que nunca necesitamos nuestro papel de oposición, nadie más en el país será más oposición que nosotros».

¿No podría ser este el sendero que abrirá los agujeros ?

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar