Opinión Nacional

Guardián de la doctrina anticomunista del pontificado de Pío IX y León XIII

La vida sacerdotal del Presbítero Sucre estuvo férreamente marcada por la doctrina de sus superiores: El papa Pío IX y León XIII, quienes fueron los primeros pontífices que lucharon contra el comunismo y también el socialismo, argumentos que también sirvieron para la tesis sobre la usura que publicó el sacerdote cumanés en El Federal de Caracas en 1867, el mismo año en que se publica El Capital de Marx, es decir, en la obra de Sucre tenemos las primeras líneas doctrinarias del ejercicio de la propiedad privada y libre iniciativa individual frente al dominio del estado, es decir más de un siglo antes de la caída del muro de Berlín…

El Presbítero cumanés Antonio José Sucre y Alcalá consagró gran parte de su vida, en la lucha de la doctrina papal, la que en ese tiempo, segunda mitad del siglo XIX estaba fuertemente influida por los grandes cambios en la humanidad, entre los que se contaba la irrupción del socialismo y del manifiesto comunista, como también la lucha del Vaticano con Italia por los estados pontificios.

Por supuesto, que el Presbítero Sucre no estaba ajeno a estas contiendas, especialmente por que su concepción religiosa estaba compenetrada por una férrea defensa de la iglesia católica, tal como lo demostró públicamente cuando inicia la dirección de “El Catolicismo”, órgano de difusión dependiente del arzobispado de Bogotá, donde libró apoteósicas luchas por la defensa de los intereses religión católica y por ende de los designios y preceptos del papa Pío IX, referente por antonomasia del poder papal en su visión más rígida y conservadora. Pues bien, para entender las luchas del Presbítero Antonio José Sucre y Alcalá no debemos dejar de sintetizar la relación entre su vida y las del papa Pío IX, como también con la cosmovisión del papa León XIII, en sus últimos años de vida y sacerdocio, ya que en un órgano jerarquizado como la iglesia de ese entonces, la verticalidad de mando, tal como sería en jerga militar, era una característica intrínseca del catolicismo de aquella época.

Pío IX

Como señalábamos Pío IX, beatificado en el año 2000 por el Papa Juan Pablo II, fue el primer pontífice que hizo frente al socialismo y al comunismo, y además fue el precursor de la doctrina de la inmaculada concepción y la infalibilidad papal (Proclamación hecha en el marco del concilio vaticano I). La primera alocución al comunismo lo establece en la encíclica, «Noscitis et Nobiscum», (1849), la cuál lo considerada como un “Trastorno absoluto de todo orden humano”; Cabe considerar que está crítica la hace un año más tarde de la publicación del manifiesto comunista «…tampoco desconocéis, Venerables Hermanos, que los principales autores de esta tan abominable intriga, no se proponen otra cosa que impulsar a los pueblos, agitados ya por toda clase de vientos de perversidad, al trastorno absoluto de todo orden humano de las cosas, ya entregarlos a los criminales sistemas del nuevo Socialismo y Comunismo». Posteriormente también se refiere a estas concepciones ideológicas en las encíclicas Quanta cura y el Syllabus en el año 1864 “Tales pestilencias han sido muchas veces y con gravísimas sentencias reprobadas».

León XIII

Pío IX fue el papa que, después de Pedro ha estado más tiempo en el poder del vaticano y es reemplazado por León XIII quién al igual que su antecesor no comulgaba con las ideas izquierdistas:
“Secta pestífera”
«A todos, finalmente, es manifiesto con cuán graves palabras y cuánta firmeza y constancia de ánimo nuestro glorioso predecesor Pío IX, de f. m., ha combatido, ya en diversas alocuciones tenidas, ya en encíclicas dadas a los Obispos de todo el orbe, contra los inicuos intentos de las sectas, y señaladamente contra la peste del socialismo, que ya estaba naciendo de ellas» (León XIII, Encíclica «Quod Apostolici Muneris», de 28 de diciembre de 1878 -A. S. S., vol. XI, pág. 371)

“Secta destructora de la sociedad civil”
«…aquella secta de hombres que, bajo diversos y casi bárbaros nombres de socialistas, comunistas o nihilistas, esparcidos por todo el orbe, y estrechamente coligados entre sí por inicua federación, ya no buscan su defensa en las tinieblas de sus ocultas reuniones, sino que, saliendo a pública luz, confiados y a cara descubierta, se empeñan en llevar a cabo el plan, que tiempo ha concibieron, de trastornar los fundamentos de toda sociedad civil. Estos son ciertamente los que, según atestiguan las divinas páginas, ‘mancillan la carne, desprecian la dominación y blasfeman de la majestad’ (León XIII, Encíclica «Quod Apostolici Muneris», de 28 de diciembre de 1878 -A. S. S., vol. XI, pág. 369).

“Planta siniestra”
…»la Iglesia del Dios vivo, que es ‘columna y fundamento de la verdad» (1 Tim. 2, 15), enseña aquellas doctrinas y preceptos con que se atiende de modo conveniente al bienestar y vida tranquila de la sociedad y se arranca de raíz la planta siniestra del socialismo» (León XIII, Encíclica «Quod Apostolici Muneris», de 28 de diciembre de 1878 -A. S .S., vol. XI, págs. 371-372)
“Mortal pestilencia”
«Los comunistas, los socialistas y los nihilistas son una «mortal pestilencia que serpentea por las más intimas entrañas de la sociedad humana y la conduce al peligro extremo de ruina» (León XIII, Encíclica «Quod Apostolici Muneris», de 28 de diciembre de 1878 -A. S .S., vol. XI, págs. 369)
“Secuaces del socialismo”
“Por último, así como los secuaces del socialismo se reclutan principalmente entre los proletarios y los obreros, los cuales, cobrando horror al trabajo, se dejan fácilmente arrastrar por el cebo de la esperanza y de las promesas de los bienes ajenos, así es oportuno favorecer las asociaciones de artesanos y obreros que, colocados bajo la tutela de la Religión, se habitúen a contentarse con su suerte, a soportar meritoriamente los trabajos y a llevar siempre una vida apacible tranquila”. (León XIII, Encíclica «Quod Apostolici Muneris», de 28 de diciembre de 1878)

«Ruina de todas las cosas»
«Porque suprimido el temor de Dios y el respeto a las leyes divinas, menospreciada la autoridad de los príncipes, consentida y legitimada la manía de las revoluciones, sueltas con la mayor licencia las pasiones populares, sin otro freno que el castigo, ha de seguirse necesariamente el trastorno y la ruina de todas las cosas. Y aún precisamente esta ruina y trastorno es lo que, a conciencia maquinan y expresamente proclaman unidas las masas de comunistas y socialistas.»(León III, Encíclica «Humanum Genus». de 20 de abril de 1884 – A.S.S., vol. XVI, pág. 428)

Presbítero Sucre y su defensa del interés
En la práctica el Presbítero Sucre no están documentada algún ataque a las “pestilencias” de que hablaban sus superiores, sin embargo, debemos acotar que si se reunió con el Papa Pío IX en el Vaticano, un año después de la publicación de la encíclica Quanta cura y el Syllabus (1864), evento que seguramente sirvió para asumir la discusión que tres años más tarde, se escenificara en las páginas de “El Federalista” de Caracas, en el mismo año en que karl Marx publicaba El Capital (Julio 1867), donde entrega los argumentos respecto a la defensa del préstamo, la importancia del capital en la industria ,la defensa a la propiedad privada, el lucro y la libre iniciativa individual, todas, características de una economía basada en la propiedad privada, contraria a los preceptos estatistas y colectivistas del socialismo y comunismo . Por ejemplo, Sucre criticaba el hecho que el Estado pudiera promover préstamos a través de los bonos del tesoro y no lo mismo un particular, señalaba que según la moral y las leyes humanas el hombre era libre para elegir su profesión, criticó la concepción aristotélica del dinero e implícitamente anula la tesis de la explotación del hombre por el hombre al afirmar que «El derecho a un salario no estaría subordinado a la existencia de una privación impuesta a aquel que presta el servicio»

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba