Opinión Nacional

¿Guerra de baja intensidad contra los Medios en Venezuela?

Cuando los demócratas enfrentamos una nueva agresión a un medio de comunicación de criterio independiente del régimen, en este caso Globovisión, vuelve a ser conveniente recordar a propios y contrarios, qué es y qué no es una ‘guerra de baja intensidad’, vocablo que se ha popularizado recientemente, y que como todas las cosas que se adquieren ‘a la volanda’ es necesario aclarar y definir, porque tal como lo dijo Humberto Eco, “las palabras anteceden a los conceptos, y éstos a las ideas”. El Sr. Andrés Cañizalez sostuvo hace semanas en la página web de Infocracia, que en Venezuela enfrentamos una ‘guerra de baja intensidad’ contra los medios (inferimos que contra los medios independientes y de capital privado) y alerta sobre esta presunta guerra. Pero… ¿Es, en los hechos, una ‘guerra de baja intensidad’? Si no es de ese tipo ¿Cómo definir el enfrentamiento del Presidente Chávez contra medios independientes? Vamos a aclarar esto desde una óptica eminentemente militarista, toda vez que el término ‘guerra de baja intensidad’ proviene de este escenario.

¿Qué es y en qué consiste la Guerra de Baja Intensidad?.

Según el Manual de Campo 100-20 del Ejército de los Estados Unidos, Military Operations in Low Intensity Conflict, la Guerra de Baja Intensidad (GBI en lo adelante) es una confrontación político militar entre estados o grupos que se ubica por debajo del nivel perceptivo público de la guerra convencional y por encima de la competencia pacífica entre naciones. La GBI involucra a menudo luchas prolongadas de principios e ideologías y se desarrolla a través de una combinación de medios políticos, económicos, de información y militares. Este tipo de confrontación se ubica generalmente en el Tercer mundo, pero contiene implicaciones de seguridad regional y global. Varios elementos militares y políticos se combinan para asegurar que la GBI será la forma más común de confrontación que los norteamericanos tendrán que enfrentar en el futuro inmediato. Entre ellas destacan los profundos problemas sociales, económicos y políticos de las naciones del Tercer Mundo que crean un terreno fértil para el desarrollo de la insurgencia y otros conflictos con un impacto adverso a los intereses de los Estados Unidos.

Existen cinco imperativos para llevar a cabo las operaciones de GBI: Dominio político. Unidad de acción. Adaptabilidad. Legitimidad. Perseverancia.

Las operaciones de GBI están clasificadas en cuatro categorías:
• Insurgencia y contrainsurgencia.

• Lucha contra el terrorismo.

• Operaciones de mantenimiento de la paz.

• Operaciones de contingencia en tiempo de paz.

Insurgencia y contrainsurgencia
Aunque se encuentran en polos opuestos, la insurgencia y la contrainsurgencia aplican los mismos principios generales y todo depende de a quien se quiera apoyar.

Insurgencia
La insurgencia se refiere a la guerra no convencional o a la organización, entrenamiento y apoyo de fuerzas guerrilleras con el objetivo de derrocar un gobierno enemigo de los Estados Unidos. Esto se realiza generalmente a través de un grupo selecto de asesores o de una organización de ayuda. Las operaciones psicológicas forman parte integral del apoyo a la insurgencia para conseguir la movilización de la población en su favor, mediante el desarrollo de campañas de desprestigio del gobierno.

Ejemplos de insurgencia los podemos encontrar en el apoyo norteamericano a la contra nicaragüense en la década de los ochenta.

Contrainsurgencia</b<
La contrainsurgencia no es más que el conjunto de operaciones destinadas a apoyar a gobiernos amigos de los Estados Unidos en contra de sus enemigos internos. Estas operaciones deben encajar en un plan global del gobierno civil establecido y son generalmente dirigidas por el embajador norteamericano en el país. El apoyo militar norteamericano debe limitarse, dentro de lo posible, a la asistencia policíaca y el entrenamiento militar, aunque no se descarta el involucramiento directo cuando las condiciones lo hagan necesario. Ejemplos de contrainsurgencia los podemos encontrar en el apoyo norteamericano a los regímenes militares de El Salvador y Guatemala.

Lucha contra el terrorismo
La lucha contra el terrorismo comprende todas las acciones destinadas a proteger instalaciones y personas de ataques terroristas. Estas acciones se dividen en dos: antiterrorismo y contraterrorismo. La lucha contra el terrorismo está diseñada para proporcionar una acción coordinada antes, durante y después de incidentes calificados de terroristas.

Antiterrorismo
Incluye las medidas pasivas tomadas dentro de instalaciones o por personas para reducir la probabilidad de ser víctimas de un acto terrorista. Incluye medios como programas educativos, seguridad física, técnicas de protección personal y patrones operacionales. Ejemplos de acciones de antiterrorismo los podemos encontrar en las revisiones de autos y personas que cruzan la frontera de México hacia Estados Unidos así como en las medidas implementadas a partir del Nov.11 2002 en todos los puertos y aeropuertos de los Estados unidos de Norteamérica y sus aliados europeos
Contraterrorismo
El contraterrorismo comprende todas las medidas ofensivas para prevenir, disuadir y responder al terrorismo. La participación en este tipo de acciones está limitada generalmente a fuerzas especialmente entrenadas y equipadas en estado de alerta para ese propósito. Ejemplos de acciones de contraterrorismo los podemos encontrar en el rescate de los rehenes del MRTA en la residencia del embajador japonés en Lima en 1997, así como en las acciones del Gobierno Colombiano contra las narco guerrillas de las FARC y el ELN.

Operaciones de mantenimiento de la paz
Las operaciones de mantenimiento de la paz tienen como objetivo preservar la paz alcanzada a través de esfuerzos diplomáticos. Las fuerzas de mantenimiento de la paz supervisan e implementan una tregua negociada con el compromiso de las partes beligerantes. Estas fuerzas tienen prohibido el uso de la fuerza a menos que sean agredidas. Ejemplos de operaciones de mantenimiento de la paz los podemos encontrar en la misión de observadores de la ONU en El Salvador tras la firma de los Acuerdos de Paz en 1992.

Operaciones de contingencia en tiempo de paz
Son movilizaciones rápidas enfocadas en un problema específico. Se emplean generalmente durante crisis e incluyen operaciones tan diversas como alivio de la población en caso de desastres, operaciones antinarcóticos y golpes militares por tierra, mar o aire. Estas operaciones pueden requerir restricciones y el uso selectivo de la fuerza o acciones violentas concentradas. Ejemplos de operaciones de contingencia en tiempo de paz los podemos encontrar en la invasión norteamericana de Granada en 1983 o la de Panamá en 1989.

Conclusión:
De conformidad con la batería conceptual expresada, la guerra emprendida por el Presidente de la República en contra de los medios opositores NO es una guerra de baja intensidad. Al contrario, es un enfrentamiento directo, abierto, agresivo, en el que ha utilizado la intimidación velada y la presión indirecta (manipulando su poder publicitario) y abierta, con amenazas públicas y cumplimiento de cierres y revocamiento de licencias y concesiones. De hecho, no podría clasificarse en ninguna de las 4 categorías de las operaciones fundamentales de las guerras de baja intensidad:
NO es un emprendimiento de insurgencia o de contrainsurgencia. Veamos en qué consisten ambos conceptos: “Insurgencia es una lucha político-militar organizada y prolongada ideada para debilitar el control y la legitimidad de un gobierno establecido, de una fuerza ocupante o de otra autoridad política, mientras se incrementa el control insurgente». Otra definición de insurgencia afirma que ésta es «típicamente una forma de guerra interna, una que ocurre primariamente dentro de un estado, no entre estados, y una que contiene al menos ciertos elementos de guerra civil. Contrainsurgencia son las acciones militares, paramilitares, políticas, económicas, sicológicas y cívicas llevadas a cabo por un gobierno para derrotar a la insurgencia.»
NO es lucha contra el terrorismo, puesto que los medios de comunicación social que se oponen abiertamente a las políticas establecidas por el Gobierno Nacional, lo hacen dentro del marco de la Constitución y las Leyes vigentes, independientemente del grado o la intensidad de la vehemencia de sus denuncias.

NO es una Operación para el Mantenimiento de la Paz. Las operaciones de paz son uno de los medios utilizados por las Naciones Unidas para mantener la tranquilidad y la seguridad internacionales. Dichas actividades están integradas por fuerzas internacionales bajo el mando de Naciones Unidas y contribuyen a apoyar la vigilancia y resolver conflictos entre países hostiles y/o entre comunidades hostiles dentro de un mismo país. Esta técnica innovadora del mantenimiento de la paz acuñada por Naciones Unidas, se basa en el concepto de que «un soldado es un catalizador de la paz no un instrumento de guerra».

Las operaciones de mantenimiento de la paz son especialmente útiles para recordar a las partes de un conflicto que la comunidad internacional está pendiente de sus actos y de la legalidad de los mismos. Por otra parte, hay que dejar constancia de que las operaciones de mantenimiento de la paz de Naciones Unidas no se basan en el principio de enviar fuerzas que luchen para poner fin a un conflicto, sino que más bien, se parte de la premisa básica de que una presencia imparcial de efectivos de fuerzas de paz de Naciones Unidas en la región donde se desarrolla un conflicto, hace que las partes implicadas procuren arreglar pacífica y negociadamente sus controversias.

Las operaciones y actividades que desarrollan los soldados de las operaciones de mantenimiento de paz de Naciones Unidas pueden ser muy distintas de las actividades propias de los soldados, ya que éstos precisan de más diplomacia que habilidad para el combate. De hecho, el arma más potente de un integrante de las fuerzas de paz radica en su imparcialidad.

Rigiéndose por este principio de imparcialidad, las operaciones de mantenimiento de la paz han salvado millones de vidas y han servido para crear las condiciones propicias para el arreglo pacífico de controversias y para vigilar y respetar los acuerdos suscritos entre las partes enfrentadas.

TAMPOCO es una operación de contingencia en tiempos de paz, porque la estrategia emprendida contra los medios opositores por parte del Presidente de la República no está orientada al alivio de la población en caso de desastres, operaciones antinarcóticos y golpes militares por tierra, mar o aire. Aunque estas operaciones pueden requerir restricciones y el uso selectivo de la fuerza o acciones violentas concentradas, su uso se limita a focos de escenarios en los que las condiciones sociales o el efecto desastroso de la naturaleza provocan una situación atípica.

Tal vez el señor Andrés Cañizalez quiso decir que la estrategia de Chávez contra los medios opositores es permanente, sostenida, aunque de intensidad fluctuante, y en concordancia con los escenarios favorables o no de la Opinión Pública pero ¿Guerra de baja intensidad? ¡Ni de lejos!.

(*) Es ciudadano venezolano y estadounidense, nacido en Washington DC en la primavera de 1948. En 1969 se alistó voluntario en el U.S.Marine Corps y perteneció al selecto grupo de Marines del 101 Airbone Division. Fue asignado a la Brigada 38 que luchó en la Batalla de Da Nang y ascendió a Cabo Primero antes del primer año en el frente de batalla. Hizo el curso de Sargentería (Seargent Marine Intensitive Curse) logrando figurar de tercero, en un grupo de 75. De regreso a la vida civil se mudó a Caracas, Venezuela (es hijo de padre venezolano y madre estadounidense) y se graduó de Comunicador Social en la Universidad Católica ‘Andrés Bello’ en 1975. Dos años después obtiene su primera maestría – en Mercadeo- en el Instituto de Estudios Superiores de Administración (IESA-Caracas- 1978) y posteriormente una Maestría Literatura Hispanoamericana (La Universidad del Zulia – Maracaibo – 1985). Actualmente es asesor de Identidad e Imagen de varias empresas venezolanas; ha asesorado con todo éxito 12 campañas electorales en Venezuela y ha dictado cursos, seminarios y conferencias sobre publicidad, propaganda, marketing electoral y estrategia comunicacional corporativa.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba