Opinión Nacional

Guerra, guerrilla, guerrita 3

¿Cuál es el lugar escogido por este Sultán para su guerra? Si, su guerra, porque el pueblo venezolano no quiere guerra, ni socialismo, ni comunismo, y se lo dijo el 2D-07, clarito. Aparentemente, de acuerdo a sus peroratas, escogió varios: el espacio llamado Venezuela, el espacio llamado América del Sur, América Central, Norte América, Europa, Asia, África, el espacio marítimo existente en el planeta, el ámbito espacial conocido y por conocer, nuclear, y cualquier otro que se le ocurra, de repente. Tiene un súper grado militar (auto ascenso), sus rojos, rojitos, jenízaros, beyliks, azabs y basibozuk, los guerrilleros que supuestamente se ha traído y están en toda la frontera, dólares provenientes del imperio y de la oscuridad y armas, incluida chatarra, compradas a los rusos y aliados del eje del mal. ¡Que mas!
Si preguntáramos a los expertos y a los de más edad nos recomendarían, en caso de guerra, seguramente, seguir los principios ya existentes para elegir el campo de batalla: seleccionar el lugar (ayer) que nos de mas ventajas que al enemigo. Aquel lugar (campo de batalla) que conozcamos mas y mejor. Eso nos permite ocupar a tiempo los puntos claves y conocer los descuidos del contrincante. ¿Y este sultán conoce muy bien todos esos espacios seleccionados para su guerra particular?
Nos viene a la mente la guerra de Vietnam: los vietcongs casi nunca peleaban en campo abierto, siempre con pequeños asaltos y, así, obligaban a las tropas americanas a perseguirlos hasta la selva, su territorio, y allí eran masacrados. Compensando su inferioridad en todo y asestándoles golpes demoledores y desmoralizadores. Ídem la guerra del golfo pérsico y la de Irak. ¿Pero este sultán y su ejército rojo, rojito y sus aliados de turno pueden emprender batalla en tantos lugares y/o campos a la vez? ¿Pero si se cree Dios…y/o iluminado?
No olvidemos que, como dicen los expertos, tanto el lugar de la lucha como el momento de la lucha dependen, en gran parte, de la evaluación subjetiva de una situación de combate, de la fuerza relativa de las tropas atacantes frente a las defensoras y de muchos otros factores. Resulta claro que tales decisiones dependen, al fin y al cabo, de la capacidad y del sentido militar del planificador estratégico o, como en este caso, del planificador táctico. ¿Tremendo golpe a los españoles (¿al imperio?) con la estatización del banco comercial anunciado? ¿Qué deja en claro? Por supuesto, su camino al comunismo y subir el tono de alarma.

La selección del momento de la guerra, el tiempo, el instante, es sumamente importante y se refiere a la decisión de cuándo deben ocurrir qué (cuales) acontecimientos. Son las situaciones de guerra, sobre todo cuando se trata de vida o muerte, las que mejor ilustran su importancia. La sincronización del tiempo, es un ejercicio obligatorio en cada instrucción militar que se realiza antes de ejecutar un plan de batalla y es de suma importancia: para cada movimiento, para cada avance de tropas y de armas y debe ser bien planeado y ejecutado de conformidad con el plan. Por ejemplo, en la conquista de un objetivo, la fuerza aérea debe saber cuándo empezar su acción, la artillería debe saber cuándo y por cuánto tiempo debe continuar el cañoneo y la infantería debe saber con exactitud cuándo llegar al objetivo y tomarlo. La escogencia de un mal momento puede poner en peligro la vida de las tropas. ¿El objetivo es un banco y/o el sistema bancario? ¿Este sultán escogió el mejor momento para su guerra?
¿Y que tal su figura, su plante, como conductor, como comandante, su entereza, su valor, su gallardía, su honor, etc.? La percepción de su figura, por la inmensa mayoría del pueblo venezolano que quiere paz y “no guerra”, puede decidir en contra de sus propósitos guerreros y políticos. Es soberano. Ya lo hizo el 2D-2007.

¿En cual modelo estratégico estará ubicado y/o podrá ubicarlo un observador externo? Algunos expertos sostienen que para abonar el éxito hay, entre muchas cualidades y consideraciones, que, primero, tener muy buen plante y gran credibilidad en sus jenízaros, beyliks, azabs y basibozuk, quienes son los únicos que lo pueden seguir y, hasta cierto punto, obedecer; y en segundo lugar, ubicarse y usar hábilmente algún modelo estratégico. ¿Por eso el súper grado militar?
Nos encontramos con dos modelos estratégicos tradicionales, superados en estos momentos, que son el acumulativo y el secuencial. No son excluyentes. Son útiles para el presente tema. El modelo acumulativo percibe la guerra como un vinculo de pequeñas acciones independientes unas de otras: cada acción individual es sólo un más o un menos en el tablero bélico, que se suma para obtener un resultado que, al final, es de victoria o derrota. Esta no parece ser la usada, en exclusiva, por el sultán. El otro modelo, el secuencial, enfoca el proceso de la guerra como una cadena: cada eslabón es una acción específica que hace crecer, alargar, la cadena naturalmente y que la acción siguiente se basa en lo obtenido por la acción anterior. Este modelo parece el más usado por el sultán. ¿Estará claro en eso?
Pero la experiencia observa que es frecuente caer en la falta de que para liquidar un enemigo hay que emprender una guerra, es la típica confusión de guerra con batalla. Un conflicto bélico entre dos y/o más países es una guerra. Los combates armados entre fuerzas militares son batallas. Este sultán no se quita de la boca la palabra guerra y todo lo enfoca mediante una guerra. Ojo. En una guerra hay muchas batallas; pero ganar las batallas no implica ni garantiza ganar la guerra. ¿Algún tipo de confusión por emoción y/o por carencia manifiesta en su concepción y aprendizaje? ¿Es el mejor ejemplo de sultán para sus rojos, rojitos, para sus jenízaros, beyliks, azabs y basibozuk? ¡Averígüelo! ¡Investíguelo! ¡Compruébelo! ¡Que oficiales, Dios mío!
Entre demócratas plurales, hoy día, una guerra que nadie quiere ni busca podría justificarse solamente para que el vencido rectifique y vuelva a la condición de demócrata plural y tolerante. ¡Si la oposición política venezolana sigue dejando que el sultán y su partido le imponga la agenda política a diario, tal como lo esta haciendo, es muy probable que también impida que esa misma oposición le infrinja una importante derrota electoral! ¡Alerta! ¡Los nacionales, por lo visto, están quedando fuera de la conducción política de su nación, de su país, de su pueblo!
“Trabaja para mantener viva en tu pecho esa pequeña chispa de fuego celeste, la conciencia”, George Washington, 1732-1799, Primer presidente de los EEUU.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba