Opinión Nacional

H o r i z o n t e s

Chávez en tres y dos

La Sociedad Democrática tiene ahora al “cuarto bate” de hace apenas tres años en tres y dos. Perdió la calle, perdió con tantas mentiras la credibilidad pública, a nivel nacional e internacional. Perdió la careta democrática, con la que un día camufló su autocracia. Perdió el respeto de la Fuerza Armada. Perdió su liderazgo sobre los más pobres que lo ven bien nutrido y bien papeado viajando como un jeque oligarca en el Air Bus. La Toma de Caracas le dió un golpe seco y el Paro Cívico lo remató. Ahora el pronunciamiento militar. No importa que se niegue a renunciar. Lo que importa es que desde el 10 de Diciembre va de caída en caída y ahora la Sociedad Democrática lo tiene en tres y dos. Dos alternativas: Renuncia o va a un Referéndum Consultivo para que el Soberano se exprese, o declara un estado de excepción y se maneja en lo sucesivo como el Dictador quiso ser el 4 de Febrero. Si hace un referéndum el soberano lo va a ponchar con una recta de humo y si hace lo segundo no llega ni a la primera base porque en el Siglo XXI en América no es posible una dictadura. Acelera su final. En la primera alternativa su equipo podrá seguir compitiendo en lo sucesivo, en la segunda lo destruye y lo entierra para siempre. Compre palco que lo que viene es DEMOCRACIA.

Lic. Rangel acorralado por periodistas

Quien haya visto la rueda de prensa el Lunes pasado cuando el Lic. Rangel criticó, indignado y furioso, el cacerolazo que recibió el General Gutiérrez quien había ido el día antes a degustar las exquisiteces del restaurante Lee Hamilton, tuvo que haberla disfrutado mucho. Era el mismo Rangel que, enfurecido y descompuesto, calificó de fracaso el Paro Cívico del día 21 de octubre e intentó descalificar su éxito a puro gritos. Las jóvenes periodistas que le preguntaban parecían más veteranas que el interrogado. Prácticamente lo vapulearon. Le hicieron preguntas que lo ponían mucho más furioso de lo que él estaba. Una de ellas le preguntó por qué no reaccionaba igual con las hordas de Puente Llaguno, con la gente de Lina Ron en la Plaza Bolívar o con quienes amenazan a los periodistas. De eso no es de lo que estamos hablando, contestó molesto. La periodista le insistió: pero eso es lo que le estoy preguntando y deseo conocer su respuesta, replicó. Bueno, aquello fue para coger palco. Una persona tan veterana se comportó como un periodista amateur y rompió su elegancia usual de lord inglés. ¡Que desesperado debe de estar el número dos del régimen!. Algo está pasando.

¿Son contradicciones o es desesperacion?

Durante tres años viene el régimen practicando la confrontación social y
política. Ahora llama al diálogo y se trae a Gaviria para que le eche una “manito”. Durante tres años ha estado sembrando el odio entre los venezolanos. Ahora la consigna manipulada es de amor y de fraternidad. Durante tres años su discurso ha sido de amenaza y de guerra. Ahora llama a la paz. Durante diez años estuvo conspirando, después dió un golpe sangriento y ahora acusa de conspiradores, golpistas y fascistas a quienes luchan por conservar una sociedad democrática para sus hijos. Durante tres años intentó politizar a la Fuerza Armada, les permitió que votaran y se expresaran. Ahora llama golpistas a los militares que se pronunciaron pacíficamente y que defienden la institucionalidad de la Fuerza Armada.

¿Alguien entiende esto? ¿Tan desesperados están?

(*): Profesor de Instituciones Políticas de la UCAB

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba