Opinión Nacional

¿Habrá elecciones en Venezuela?

Pero las cosas pudieran cambiar si Chávez no puede presentarse como candidato del PSUV, cuestión muy factible, o sea que la realización de las elecciones penderían de la salud del eterno candidato oficialista. Cualquiera seria la excusa para postergarlas, a lo mejor se les ocurre decir que las maquinas de votación les cayó un virus u otro subterfugio de inverosímil credibilidad.

Esto bajo la “antinomia” chavista de que el único capaz de mantener la paz en Venezuela es el Comandante, inmensa falsedad, cuando todos sabemos que el camino está labrado por la oposición para un cambio y comenzar la reconstrucción del país; tema que va calando entre las propias filas del oficialismo y de los nini, viendo en Capriles Radonski un hombre sin ánimos de retaliaciones y con esmeradas ganas de redimir a la Venezuela democrática. Su carisma y tenacidad lo perfilan como el aspirante de las mayorías.

Pero el problema está en Chávez quien se considera tan imprescindible, negando una posibilidad de sucesión, y sus adulantes lo endiosaron tanto que él se lo creyó. Tampoco los hermanos Castro le hallan un sucedáneo, y lo mas enredado es que sus áulicos no se sienten aptos para asumir un liderazgo alterno.

Hasta los militares se involucraron en esto y no encuentran como ponderarlo, espetando que las fuerzas armadas bolivarianas siguen al comandante, y que son tan comunistas como él. Entretanto, Fidel y Raúl deben estar sumamente preocupados no avizorando un sustituto del líder de la “revolución”. Con frecuencia me preguntan en la calle, tu crees de verdad que Chávez esté enfermo y les respondo lo que me figuro, pues si no lo está, lo muestra muy bien en la primera foto que tomaron en la Habana acompañado de Fidel, parecía estar sentado obligadamente en el mueble, como esos muñecos que queman en las barriadas de Caracas al final de la semana santa y los bautizan de judas.

El tema contiguo está en que Chávez manda desde Cuba, como si estuviera en Miraflores, haciendo esa simbiosis sórdida de que somos un solo país. ¿Qué vaina es esa? Una cosa son sus sentimientos personales por los Castro y otras las del pueblo venezolano. Bolívar nunca partió de esas simbiosis que nos subordinaban ominosamente a las disposiciones de otra nación. Nunca les entregó el patrimonio de los venezolanos a nadie pero si contribuyó enaltecidamente a la libertad de los pueblos.

Venezuela se hunde progresivamente y para nadie es un secreto, todo lo que tocaron las manos de los comunistas venezolanos desapareció o desaparecerá, y en intentos desesperados por mantenerse en el poder hipotecaron a Venezuela. Con los bolsillos llenos tratan de darle vigencia a la ficción de Vallenilla Lanz sobre la necesidad de un “gendarme necesario” para estos pueblos díscolos y no terminados de enrumbar. Pero aquí queremos libertad y no “deidades” en el poder en un empeño enfermizo que no les permite ni siquiera pensar que tendrán que salir tarde o temprano por la voluntad popular.

Si las elecciones no van en su fecha indicada, pudieran ocurrir imponderables en esta patria, advirtiendo la violencia diaria, la escasez de alimentos y bienes. Una cercana devaluación y hasta un cese de pagos, nos convertiría en un polvorín. Entretanto es mejor seguir cavilando en una transición pacifica que, únicamente nos involucre a los venezolanos siendo cualquiera el credo que profesemos. Antes que la ponzoña de los camaradas nos conduzca a una guerra civil como desenlace; así perderíamos todos y el país tardaría más en ser recuperado.

 

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba