Opinión Nacional

¿Hacia un nuevo orden del fútbol mundial?

El fútbol además de toda su magia deportiva y competitiva, es política y económicamente rentable. Políticos y anunciantes, han comprendido que a través del fútbol se identifican formas de sociabilidad convencionales y en otros casos emergentes, las cuales en cierta medida constituyen una suerte de barómetro que ayuda a medir, entre otras características, la evolución de una nación determinada. ¿Será porque el fútbol tal y como lo conocemos hoy, nació en Inglaterra al mismo tiempo que nacía el capitalismo moderno? Difícil saberlo, pero cualquiera que sean las razones; tanto la creación de federaciones nacionales, como el numero de países participantes en las diferentes competencias futbolísticas no cesa de aumentar, al tiempo que sube el nivel competitivo, a través de certámenes estructurados, regulares y continentales. En ese sentido, encontramos un ilustrativo ejemplo en los casos de; Nigeria, Togo, Trinidad y Tobago, Arabia Saudita, Gana, Costa de Marfil y Camerún, cuyas selecciones nacionales además de haberse clasificado al menos en uno de los mundiales de los últimos 25 años, han igualmente cosechado victorias a niveles junior, prejunior y olímpico. Similares, han sido los casos tanto de Japón finalista en 1999 del mundial sub-20 y de los Estados Unidos cuyo equipo llegó a la final sub-17 en 1997. Toda una hazaña, tratándose de países que no forman parte del predominante bloque futbolístico Europa-Suramérica. Gracias a estas experiencias internacionales, se están construyendo nuevos mundos futbolísticos, portadores de un innegable progreso en cuanto a la calidad del juego. A decir por la presencia en octavos y cuartos de final en el pasado mundial Corea – Japón 2002 de selecciones africanas, asiáticas y norteamericanas, al lado de Inglaterra, Brasil, Italia, Alemania y la eterna outsider España; podríamos pensar, futbolísticamente hablando, que ésta practica deportiva está en pleno proceso de mundialización; con lo cual se estaría poniendo en entredicho la hegemónica y compartida dominación que ejercen desde hace aproximadamente 70 años el binomio Europa – Suramérica, entre quienes se reparten títulos y organizaciones de copas mundiales – a excepción del mundial 2002 en Asia -. Pero la mundialización del fútbol, no tiene solo consecuencias deportivas. En sociedades tan particulares como la iraní actual, la pasión por el fútbol ha crecido de manera tan irresistible, que los líderes religiosos islamistas temen que esta modernidad cultural que el fútbol estaría vehiculando (mujeres en los estadios, héroes emergentes fuera de los modelos convencionales, etc.…), podría atentar contra las tradiciones de una nación donde el deporte nacional siempre había sido la lucha. Cabe igualmente señalar, la actuación de la selección de Venezuela en las recientes eliminatorias mundialistas, con sus victorias la vinotinto nos enseñó que dentro del propio eje suramericano se puede concebir un nuevo orden deportivo, victorias éstas, si bien insuficientes para clasificar a un mundial, no obstante las mismas al parecer alcanzaron para despertar a una apasionada afición, que se identificó con su equipo nacional. De manera tal que tanto jugadores como el personal técnico adquirieron unos niveles de popularidad, que provocaron los celos del líder máximo, Hugo Chávez, quien por su parte sueña con su propio eje suramericano. Dicho esto y volviendo a lo meramente deportivo, el funcionamiento cotidiano del fútbol en el ámbito mundial, ha padecido, y a pesar de las ventajas de la mundialización, sigue padeciendo aún de escándalos de corrupción, dopaje y violencia, los cuales empañan valores y principios fundamentales propios del fútbol y de la mayoría de las prácticas deportivas. El fair-play (juego limpio) debe aplicarse en el seno de instituciones como la propia FIFA y sus diversas confederaciones, al tiempo que deben ser condenados penalmente los propietarios de equipos de fútbol, quienes con fines puramente económicos, fomentan la violencia entre sus fanáticos.

(%=Link(«http://www.webarticulista.net»,»webarticulista.net»)%)

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba