Opinión Nacional

Hawking Experimenta Gravedad Cero

(%=Image(2958241,»L»)%) Un impresionante espectáculo fue observar la foto del “Rey de la Gravedad” flotando en gravedad cero. Libre de su silla de ruedas y sujeto solamente a monitores de ritmo cardíaco y presión arterial, el famoso astrofísico Stephen Hawking, considerado como el sucesor de Einstein, alcanzó hace poco sueño de flotar sin gravidez en un avión, que hizo unas elevaciones y picadas sucesivas para que el ilustre pasajero probara esa sensación, aún con sus serias dolencias. Y Hawking no parará aquí, pues es uno de los pasajeros invitados de los futuros vuelos suborbitales al borde del espacio (100 km de altura) que prepara la empresa Virgin Atlantic para fines de la década, ya ensayados de manera experimental por pilotos en años recientes.

Hawking toleró el vuelo y la gravedad cero sin problemas, a pesar de las numerosas dolencias que lo aquejan por estar desde hace 4 décadas casi totalmente paralizado por la enfermedad ALS, o Esclerosos Lateral Amiotrófica, y sólo puede mover algunos músculos de la cara. Todas sus funciones fisiológicas son facilitadas por aparatos, incluyendo el habla, pero su sistema cardiovascular funciona normalmente, por lo cual pudo hacer el vuelo sin que su vida peligrara.

El Boeing 727 modificado en que viajaban Hawking –con sus médicos y enfermeros- se elevó a unos 11.000 metros para luego caer de pronto a 8.000 metros sobre el Oceáno Atlántico frente a las costas de Florida, dejando que los pasajeros experimenten durante 30 segundos la ausencia de gravedad. Los enfermeros lo alzaron y tendieron de espaldas sobre una almohada especial en la parte delantera del avión, que realizó ocho elevaciones y picadas para repetir la experiencia, que deleitó también a numerosos pasajeros que pagaron la tarifa de 3.750 dólares. Obviamente a Hawking no se lo cobró nada, pues el evento le dio una esperada publicidad a estos vuelos y hubo numerosas reservaciones para los próximos meses.

La compañía Zero Gravity Corp., propietaria del avión, ha ofrecido estos vuelos a unas 2700 personas hasta la fecha, ofreciendo videos de las experiencia como parte del “paquete”. En contadas ocasiones estos vuelos se prestaron tanto para experimentos científicos como para la filmación de películas sobre el espacio, como la famosa “Apolo 13”, donde se muestra a Tom Hanks y sus dos colegas flotando dentro de la cápsula, montada en el 727 de Zero Gravity.

Leyenda de foto de Stephen Hawking

Hawking, el “maestro de la gravedad” experimenta gravedad cero
Su comentario, expresado a través de su PC-sintetizador:
“Mucha gente me pregunta por qué he hecho este vuelo. Ante todo, creo que la vida en la Tierra enfrenta riesgos crecientes de ser destruida por un desastre como el calentamiento global, una guerra nuclear, un poderoso virus genético o algún otro peligro causado por el hombre, o incluso un choque cósmico con un asteroide. Creo que la raza humana no tiene futuro si no va al espacio, de ahí que quise prestar mi nombre para promover el interés público en el espacio exterior”.

PERFIL DE UN ILUSTRE PASAJERO

(%=Image(9175109,»R»)%) A pesar de sus limitaciones, a sus 65 años Stephen Hawking es todavía un profesor emérito de física en la Universidad de Cambridge de Inglaterra, y enseña a través de una computadora que traduce sus muecas y tenues susurros guturales. Su dolencia se conoce también como la enfermedad de Lou Gehrig, por el famoso beisbolista que la padeció y se prestó para que sea estudiada en la década de 1940.

Muchas distinciones, excepto el Nobel
Hawking nació en plena guerra mundial en una Inglaterra asediada por los bombardeos alemanes, de ahí que su familia se mudó a la vecina Oxford, donde estudió física y astronomía. Luego fue contratado como profesor de astrofísica y matemáticas en la prestigiosa Universidad de Cambridge, donde llegó a ocupar la cátedra que tuvo Isaac Newton tres siglos antes. A los 32 años, fue el científico más joven elegido para la famosa Royal Society, fundada en 1660, en tiempos de Boyle y Newton. Aunque Hawking no ha sido galardonado con un premio Nobel tiene 12 doctorados honorarios de prestigiosas universidades y ha sido honrado como Caballero del Reino Unido.

En el plano personal, Hawking se casó dos veces, la última vez con su enfermera, que todavía lo cuida al estar casi totalmente paralizado. Con su primera esposa tuvo tres hijos, cuando recién empezaba a manifestarse su enfermedad, pero todos son sanos y productivos.

Las contribuciones en Astronomía
Hawking es conocido por sus investigaciones sobre agujeros negros, la gravedad y los orígenes del universo. Además de numerosos textos científicos, Hawking ha escrito el mayor best-seller de divulgación científica de todos los tiempos, titulado “Breve historia del tiempo”, del cual se vendieron unos 27 millones de ejemplares en 30 idiomas. El secreto de su éxito es hacer comprensible a todos las complejas teorías astronómicas.

En Cambridge, Hawking se dedicó primero a la cosmología y, usando la teoría de la relatividad de Einstein, probó con ecuaciones matemáticas que el universo pudo haber nacido de una “singularidad”, o sea un objeto infinitamente pequeño y denso, de donde provino toda la materia y energía. Para él, un agnóstico como muchos científicos, fue como describir el momento la creación con las matemáticas, tarea nada fácil. También trató de reconciliar la teoría de la relatividad con la cuántica, tarea que eludió al mismo Einstein.

Misteriosos agujeros
Luego se dedicó al estudio de los agujeros negros, un misterioso objeto oscuro ubicado en el centro de las galaxias que es una especie de aspiradora cósmica, con una gravedad descomunal que no deja salir nada de lo que entra, ni siquiera la luz, de ahí que no se puede fotografiar. Pero Hawking demostró que estos agujeros negros emiten radiación después de todo (referida luego como “radiación de Hawking”), haciendo que estos elusivos objetos cósmicos fueran detectables en varias galaxias conocidas, incluyendo nuestra Vía Láctea .

En los años 80 propuso la teoría de que el tiempo y el espacio no tienen límites, sugiriendo que el universo pudo haber existido más allá del Big Bang, en versiones que siguen otras leyes físicas. Algo que todavía no ha sido digerido por la comunidad científica pero que se sigue investigando ya que es un concepto tan revolucionario como la relatividad de Einstein. A estas alturas, y aún con su lastimosa condición física, Hawking no piensa jubilarse, diciendo que “no ha cumplido todavía su objetivo de la una total comprensión del universo y las razones de su existencia.”

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba