Opinión Nacional

Hay que detener el fraude en ciernes

El tema de la condición de salud del Presidente es clave en el devenir de los acontecimientos del futuro inmediato y ha sido utilizado de manera conveniente por el régimen en su propósito de perpetuarse a cualquier  precio. En este particular la oposición ha estado a la defensiva, estaba obligada en un tiempo a comportarse de la manera como lo hizo. Esa política debe cambiar sin sacrificar la sobriedad y la decencia propia de quienes no comparten la idea de que  vale todo.

Como sostengo la necesidad de un viraje en la política de la oposición en este asunto, propongo al Comando y a quienes tienen ingerencia en la conducción de la campaña un discurso diferente en torno al tema. Hay que plantear la inconveniencia de que un ciudadano incapacitado o presuntamente,  porque la insistente opacidad en la información oficial alimenta la incertidumbre, no solo no debe competir, cosa por cierto potestativa de él y sus conmilitones, sino que no puede gobernar y esta es una cuestión de interés nacional. Por tanto es necesario exigir con mas  fuerza e insistencia al gobierno información clara y veraz sobre el estado real de salud del Presidente. 

En este particular se puede estar cocinando un fraude contra el país. El cual consistiría en inscribir la candidatura de Chávez y luego retirarla, postular un sustituto cuando sea imposible modificar el instrumento de votación y hacerle creer a la gente que esta votando a Chávez cuando en realidad  lo esta haciendo por otro.

Mas grave aun sería insistir en la candidatura de Chávez hasta el final sabiendo que su salud le impediría ejercer a plenitud la primera Magistratura y ese es el punto clave en todo esto. Son variados los casos de mandatarios que han gobernado en condiciones de salud precarias y ellas han influido negativamente en su desempeño. El caso de Perón, para no ir muy lejos, es bien ilustrativo al respecto. Estamos en presencia de una de las consecuencias negativas del personalismo y del derecho a la reelección indefinida.

Las continuas ausencias del Presidente en razón de su tratamiento, su evidente deterioro físico, sus continuos y desacostumbrados silencios, la sorda lucha sucesoral desatada a lo interno del chavismo demuestran que no las tiene todas consigo y que sus problemas de salud son mas graves de lo que el aparato propagandístico del régimen pretende hacer creer a los venezolanos y son caldo de cultivo para las mas aviesas ideas y propuestas destinadas a burlar los mecanismos institucionales previstos en el ordenamiento jurídico.

Propongo al Comando Venezuela someter al candidato opositor a la evaluación de una Junta Médica integrada por profesionales de la mas alta calificación e independencia política que certifique su buen estado de salud físico y mental y que  ese diagnostico sea comunicado al país y presentado entre otros documentos ante el CNE cuando se inscriba la candidatura. Se debe exigir al otro candidato a hacer lo mismo. Buscando de esta manera clarificar el panorama en ese sentido y desbaratar la rentabilización de la enfermedad de Chávez.

El agotamiento evidente del Proyecto chavista, acompañado de la ineficacia de su gestión gubernamental y su precario estado de salud constituyen argumentos mas que poderosos y razonables para no renovarle a Chávez el mandato.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar