Opinión Nacional

¡Hola Eveling, hola Giancarlo!

Como ustedes muy bien saben, no soy un pedáneo ni aspiro a serlo; esa condición me permite transitar y mirar a Maracaibo, sin tener que andar con escoltas y una cuerda de tipos alabándome o jalándome lo que siempre jalan,  y además me permite apreciar lo bello y pensar en lo que hay que corregir en esta querida ciudad. Dado que ustedes por ahora, no son ni la alcaldesa ni el alcalde, pueden hacer lo mismo que yo, es decir, recorrer las calles de Maracaibo y determinar lo que hay que hacer tan pronto uno de los dos logre el cargo…

Les quiero sugerir algunas cosas. Voy a empezar por las decisiones que deben tomar en relación con las construcciones en estado de abandono que además de representar peligros, afean a la ciudad, como por ejemplo: el edificio que está diagonal al Puerto de Maracaibo, edificio de la antigua Critica, hotel inconcluso diagonal a la Plaza Urdaneta, Hotel inconcluso cerca de la Plaza Reina Guillermina, Edificio Banco de Comercio en 5 de Julio, Hotel Granada, antiguo local de Almaguar en santa Rita, esqueleto de Edificio al frente del Bingo Maracaibo, casa abandonada frente al Citi Bank, local abandonado frente al  abasto Bicentenario en 5 de Julio, castillo abandonado diagonal a la casa  de Copei…

Hay que sembrar y podar. Maracaibo necesita millares de  árboles nuevos, tanto por el paisajismo como por su bondad con el medio ambiente y su influencia en el estado de ánimo de sus habitantes. Les exhortaría a entrar en contacto con la Cámara de Comercio de Maracaibo, institución que está desarrollando el programa “Hojas Verdes” que promueve la ecología y medio ambiente a través de la siembra de árboles en distintos puntos de la ciudad con la participación ciudadana. Lo otro es podar todos los árboles existentes en las plazas y en los alrededores de calles y avenidas de la ciudad, comenzando por los de la Vereda del Lago, eso sí, sin pintarles los troncos con cal, me gustaría saber si a los señores, que hacen eso, les gustaría que les pintaran las canillas de blanco…

Rodéense de buena gente. Les quiero recordar que una alcaldesa o un alcalde es, ante todo, una ciudadana o ciudadano común pero significante, con quien deberíamos poder toparnos y conversar  en cualquier supermercado, cine o iglesia, sin esa parafernalia que le he visto a uno de los alcaldes de nuestro estado, que anda acompañado de una cuadrilla de personas armadas en lujosas camionetas, y con delirios de poder en su cabeza pelada al rape. Reconozcan sus debilidades, seleccionen y contraten a los mejores para cubrirlas…

Organícense alrededor de un plan de gobierno.   Definan y fíjense objetivos de desarrollo enmarcados dentro de creencias de alto valor moral, comuníquenlos adecuadamente y hagan que todo el equipo se concentre en cumplirlos. Como líderes ayuden a cambiar esa cultura mediática, con tintes de subdesarrollo, que ha permitido que en cualquier acto, periodistas y locutores, en avalancha, se desboquen para realizarles entrevistas que se podrían realizar de manera mas civilizada…

Enfréntese a los “malandros”. Es importante que no se dejen intimidar por delincuentes o enemigos potenciales. Hay que crear un clima de seguridad y para lograrlo no hay mas remedio que enfrentar a estos individuos u organizaciones de malhechores. Para conversar sobre estos y otros tópicos propios de las labores de una o un burgomaestre los invito, por separado, al programa radial “Empresate” que Néstor Borjas y mi persona conducimos por Aventura 106.1 FM, de 1:00 a 2:00 PM !Vamos a dale! Pongan ustedes la fecha…

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba