Opinión Nacional

Hombres de la V ó X-Men

Saben ya los estimados lectores que lo de la ciencia-ficción es mentira. Se comprobó con Dolly, con el genoma humano y ahora con la posibilidad de que dentro de 50 ó 60 años podrán ser clonados los adultos con una trasmisión nerviosa del cerebro. Los alucinantes relatos con los que muchos se divertían en la niñez se convierten cada día en realidad.

Pero el propósito de este artículo no es ése, sino compartir una sensación extraña que, a raíz de haber visto la película X-Men, se transformó en una especie de cosquilla mental.

Se trata de los hombres de la V República. Ya huele que estos individuos en verdad son unos mutantes.

Decía un fallecido y querido profesor, que los adecos eran una especie más fuerte que la cucaracha. Que la gente creía que los tenía aplastados y nada, los tipos y tipas, salían de lo más campantes a fregar a todo el mundo. Esta tesis se ha comprobado empíricamente. Para muestra tomen los resultados de las elecciones del 30 de julio. Sabéis que, según los expertos, sólo estos insectos ( las cucarachas) son capaces de sobrevivir un holocausto nuclear.

Sin declarar una adecaversión es necesario decir que quienes instrumentaron la trampa, el guiso y el fraude- hasta en la elección de la novia del partido- fueron los blancos percudidos ( en lenguaje de ama de casa).

Por eso es que lo de la cosquillita de la mutación se tornó casi en una sarnilla al leer lo de la supuesta división de Acción Democrática.

¿A ustedes no les suena que estos V-Men se parecen demasiado a los adecos de la cuarta república? No es de pensar que, por ejemplo, Alfaro se mimetizó como Miquilena ( es igualito), Lusinchi es el Grüber; CAP , ustedes saben en quién, Lauría anda metido a veces en el cuerpo de William Lara, otras en el de Alvarenga y el Burro Martínez se posesionó de Nicolás Maduro.

Algo de eso había aflorado cuando Grüber Cromagnon, quien gobernó a Caracas con un mazo, emuló al ex presidente Jaime Lusinchi. Otro tufillo salió con el MVR repartiendo por esas calles carnets del partido y bolsas de comida. Mucho hay del viejo lema pan y trabajo en el discurso presidencial. Ni hablar de Mickey, con su culto al dedo. No contento con todo lo anterior, a Chávez se le ocurrió, igual que a Carlos Andrés Pérez, irse de farra por el Medio Oriente y buscar un liderazgo supracontinental.

Más recientemente, el Cromagnon ha reclamado del alcalde mayor Alfredo Peña un poco de solidaridad- ¡epa, pana burda!- con el asunto ese de los presuntos guisos en la extinta gobernación. » Parece que se olvida que somos parte de un mismo proyecto» dijo más o menos Jaime Grüber. Además dejó claro, como Lusinchi, que él no chavía que lo que hizo no che podía ( lero, lero, lero).

Otra pista. ¿Se acuerdan cuando Aristóbulo Istúriz denunció el pacto MVR-AD que dejó Pateado Por el Trasero al PPT?

Son muchos los indicios. Sí no creen, pregúntense dónde están los adecos aquí citados. Desaparecieron de la escena pública y nunca salen retratados en el mismo ambiente de los poseídos. No se engañen, el que tenga ojos que vea, ellos están allí, agazapados como «Mystique» en los cuerpos y en las mentes de los hombres de la V.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba