Opinión Nacional

Hyde Park Corner en Altamira

(%=Image(3827239,»L»)%)En la ciudad de Londres hay un parque muy hermoso y celebre, conocido como (%=Link(«http://www.streetmap.co.uk/newmap.srf?x=528244&y=179826&z=1&sv=528250,179750&st=4&ar=Y&mapp=newmap.srf&searchp=newsearch.srf»,»Hyde Park»)%). Se trata de un Parque Real que cubre un área de cerca de 170 hectáreas. Tuvo su origen en los terrenos de caza del (%=Link(«http://www.counties.co.uk/historical/famous_people/king_henry_viii.html»,»Rey Enrique VIII»)%). El parque es algo así como un paraíso recreativo y de descanso muy popular para los turistas de la capital inglesa. Casi todos los días, pero sobre todo los domingos, se reúnen grupos de personas en un lugar muy cercano al (%=Link(«http://www.spartacus.schoolnet.co.uk/PRwellington.htm»,»Museo de Wellington»)%)* y a los jardines del palacio de Buckingham, conocida como “Hyde Park Corner” o “Speakers’ Corner” (Rincón o Esquina de los Oradores). Vienen a oír los discursos o proclamas de toda clase de personas que tienen libre acceso al sitio para decir cuanto se les ocurra frente a un público que ni molesta ni es molestado. Se trata de uno de los lugares más famosos de Gran Bretaña, abierto para la discusión y el debate públicos. Una Ley del Parlamento promulgada en 1872 ( The Royal Parks and Gardens Regulation Act ) permitió que hubiera un espacio disponible en la esquina nororiental de Hyde Park para que pudieran pronunciarse discursos públicos. La Liga de la Reforma venía presionando desde hace años por contar con una franquicia para la libre expresión de las ideas públicamente. El 23 de julio de 1866, miles de londinenses trataron de reunirse en Hyde Park en protesta frente a una ley que no garantizaba suficientemente la libertad de expresión manifestada públicamente, tan ansiada. Se enfrentaron a un cordón de cerca de 1700 gendarmes. Pasaron a través de sus líneas y lograron debatir y discutir sobre asuntos políticos considerados de suma importancia. La presión hizo que se aprobara la Ley antes citada, entre cuyas normas había una que permitió que se contara con un lugar para poder expresar públicamente ,y sin restricciones, toda clase de ideas.

Desde esa fecha en el siglo diez y nueve, en el Rincón de los Oradores de Hyde Park han hablado públicamente personajes tan célebres como Karl Marx, Lenin, William Morris, (%=Link(«http://www.k-1.com/Orwell/1984.htm»,»George Orwell»)%). Las hermanas Pankhurst, esas famosas mujeres que tanto hicieron por el derecho al sufragio femenino, fueron asiduas oradoras del Rincón. Lord Soper, el famoso ministro metodista, miembro de la Cámara de los Lores siempre será recordado por sus famosos discursos que culminaron pocas semanas antes de que muriera, a la edad de 95 años, en diciembre de 1998.

Pero así como en el Rincón de los Oradores en Hyde Park se han oído grandes discursos, se han suscitado debates de gran altura, también se ha visto como lo aprovechan toda clase de charlatanes. Sin embargo el Rincón o la Esquina de los Oradores ha tenido una influencia tan poderosa como la de muchas universidades y tal vez más, porque no hay requisitos para ingresar al sitio, no hay reglas de formalidad intelectual ni restricciones de clase.

En la ciudad de Caracas nunca ha existido un rincón, en un parque o en una plaza, donde pudieran acudir a diario las personas deseosas de expresar públicamente sus ideas, sin restricciones. Lo más cercano a tal sitio tal vez ha sido la Plaza Bolívar, donde hasta haced algunos años solían acudir ministros o feligreses evangelistas a predicar y comentar el Evangelio y otros a exponer toda clase de ideas frente a un público reducido. En la Quinta República, desgraciadamente, la Plaza Bolívar ha dejado de estar disponible para quienes quieran hablar en ella. Sólo está abierta a círculos chavistas de la Esquina Caliente que vienen a fomentar el odio y escenificar actos de violencia en contra del Alcalde Metropolitano.

Pero he aquí que, desde hace algo más de un mes, la Plaza Francia de Altamira se ha convertido en una especie de rincón de oradores. Desde luego, hay diferencias marcadas con Hyde Park Corner, en el sentido de que es una sola corriente de opiniones e ideas la que allí se manifiesta: la de la oposición. Pero al igual que lo que ha acontecido en el Speakers’ Corner de Hyde Park desde el siglo diez y nueve, por la tarima de Altamira han pasado oradores serios, democráticos y valientes, expresando ideas sensatas y el apego a la Constitución y las leyes frente a un gobierno que cada día se hace más autocrático. Pero también han pasado charlatanes y predicadores del odio y la insensatez. Frente al discurso alentador de oficiales de la Fuerza Armada que se oponen al golpe de estado y proponen salidas democráticas, apegadas al artículo 350 de la Constitución, vemos a algunos políticos frustrados que pregonan salidas mágicas e inmediatas. Frente a líderes del sector laboral como el Secretario Ejecutivo de la C.T.V., Carlos Ortega, del sector empresarial como Carlos Fernández de (%=Link(«http://www.fedecamaras.org.ve/»,»Fedecámaras»)%), los representantes de la Coordinadora Democrática que propugnan todos un movimiento unitario para evitar caer en la dictadura que nos asoma Hugo Chávez, también hay uno cuantos insensatos que no se escandalizan frente a la posibilidad de un golpe de fuerza y festejan irresponsablemente las violentas acciones de interrupción del tránsito por la autopista Francisco Fajardo y las reacciones violentas contra camarógrafos y periodistas del canal de televisión del Estado. Afortunadamente, la gran mayoría de quienes hablan y oyen en la Plaza Francia no están de acuerdo con esas manifestaciones de insensatez.

Uno se pregunta si podría pensarse en que pueda haber un “Rincón de los Oradores” en la Plaza Francia, una vez que se restablezcan la paz y la concordia en Venezuela y hayamos retomado el sendero democrático después del fin, que luce cada vez más cercano, del gobierno autocrático de Chávez. Algunos dirán que una “Hyde Park Corner” decretada en la Plaza Altamira podría ser molesta para quienes viven en sus alrededores. Pero es que sitios como el Speakers’ Corner de Hyde Park en Londres—y otros semejantes como los que se están creando en (%=Link(«http://www.speakerscorner.net»,»otras ciudades del mundo»)%) , bajo el modelo londinense—- no necesariamente molestarán a los vecinos, si se respetan reglas básicas de urbanidad y convivencia. Propongo pues, para después de la crisis actual, la creación de un “Rincón de los Oradores” permanente en la Plaza Altamira, abierto a todos los ciudadanos de Caracas, sin restricciones de ninguna especia en cuanto a las ideas que allí quieran expresar.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba