Opinión Nacional

Influencia incierta

¿Qué nos interesa, por ahora? El mundo de hoy. Comprender el mundo de hoy y, si es posible, captar cual será el mundo de mañana. Los medios de comunicación en estos últimos años, en los últimos cien años, por ejemplo, jugaron un papel importante y ellos mismos sufrieron una gran transformación.

Cuando las personas que vivían dispersas en los campos decidieron mudarse a la ciudad, al pueblo, a la aldea, al caserío, por razones bastante difundidas y populares, impusieron una nueva connotación demográfica y, en la práctica, afectaron el mundo conocido y vivido hasta ese momento. Eso facilitó la aparición de las doctrinas urbanas, la aparición de la “masa” humana, las nuevas utopías, las religiones, los nuevos comportamientos sociales.

¿Qué paso con los medios de comunicación? Hurgando en ciertas fuentes y opiniones hemos armado una especie de secuencias que nos pudieran explicar cierta relación de los mismos con los tipos de medios, tiempo, características y algunos posibles efectos. Veamos.

Desde 1850 hasta 1910, 60 años, aproximadamente, los medios trasmitieron acontecimientos como: revoluciones, nacionalismos, colonialismos, por panfletos, prensa, fundamentalmente. En ese tiempo, se organizo la sociedad en partidos y en mercados y la política se expreso en Estados y Parlamentos.

Desde 1910 hasta 1950, 40 años, aproximadamente, los medios transmitieron acontecimientos como: socialismo, comunismo, guerra, fascismo, nazismo, nuevo ideal, etc. Prensa masiva, propaganda, radio, agencias organizadas, telecomunicaciones y cine. Partidos de masas, sindicatos, organizaciones varias, mercadeo.

Desde 1950 hasta 2000, otros 50 años, aproximadamente, la transmisión fue sobre el Estado Social de Derecho. Mas la televisión, satélites, computadoras, etc. Medios instantáneos a nivel global. Imágenes. Más organizaciones, consumo, masa. Grandes partidos, muchos votantes. ¿Y desde el 2000 hasta el presente, que pasa?
¿Sentimos o sabemos o esta comprobado que los medios de comunicación han generado, por si mismos, efectos y consecuencias en el ámbito político y en la sociedad venezolana? Hay testimonios que así lo afirman. Hay cierta relación y efectos entre medios y sociedad. ¿Y las teorías? ¿Cuántas hay? ¿Qué dicen?
Nos viene bien un recordatorio. Sobre los medios de comunicación existen dos opiniones básicas: una buena y otra mala.

La opinión mala persiste hoy, ahora, bajo este régimen. A la luz de los hechos de fuerza bruta contra los medios de comunicación y los opositores. Pero eso viene desde muy lejos: Sócrates (470ac-399ac), Griego, quería expulsar de Atenas a los poetas porque sus historias y cuentos “influían” negativamente en los jóvenes. En el siglo XIX los supuestamente educados sostenían que los folletos y periódicos eran portadores y voceros de los revoltosos. Desde 1890 y hasta 1925, aproximadamente, circularon versiones que sostenían que el uso masivo de los medios acabaría con la civilización conocida por el contenido irracional que trasmitían de las multitudes. Confirmado, según algunos autores, por la aparición del socialismo, comunismo, fascismo, nazismo, guerras. Este pensamiento maligno hacia los medios esta vivo. Ahora se les acusa de la malformación de los jóvenes y de la decadencia social actual. Pero no se fijan en los ejemplos que trasmiten los mismos que critican. Por ejemplo: trajeron un sujeto para iniciar la Copa América…mejor no comentar. Su corrupción. Carentes de moral y ética. Piratas.

La opinión buena. Gracias a los impresos se difundieron las ideas de las reformas en los siglos XVI/XVII y las ideas revolucionarias en el siglo XVIII. Hubo una relación buena entre los impresos y la población. Las personas confiaban en los periódicos porque los percibían como una manera de educarse, ilustrarse, fuentes de información plural, instrumentos de progreso económico, técnico y científico, elementos de ideología e ideales democráticos y de avance. La libertad de expresión, ya corriente en el siglo XIX, se unió a las utopías, a los ferrocarriles, a los correos, a los telégrafos, a los periódicos en la búsqueda de una civilización universal. Hasta el momento ha prevalecido la buena opinión sobre la mala.

Hoy parece un hecho la influencia de los medios sobre la sociedad y sobre la política. Y nos preguntamos: ¿Acaso el desplome del régimen socialista, comunista de la Unión de Republicas Socialistas Soviética se debió a la propaganda interna de los medios opositores cuando no los había? ¿Hitler llego al poder por la sola influencia de los medios, especialmente de la radio? ¿La caída del muro de berlin ocurrió por alguna campaña mediática? ¿Por qué en donde existen democracias estables los electores actúan como el péndulo a pesar de la existencia y acción de los medios algunas veces a favor de alguna posición radical bien de derecha o de izquierda?
En la práctica esa influencia no es tan cierta. Los éxitos ocasionales de la extrema derecha o de la extrema izquierda en elecciones tiene que ver más con otros factores que con los medios de comunicación dominantes; pero, la imagen generalmente aceptada por ciertos públicos interesados en el “control” de los medios es que los medios influyen y que lo hacen de modo negativo para la sociedad, para el pueblo. Aquí y ahora el vivo ejemplo. Lo estamos viviendo ahora.

Corresponde a los teóricos discutir sobre las modalidades, calidad, eficiencia, etc., de los medios, lo cual ha variado con el tiempo y de quienes se duda aun de los tan cacareados efectos negativos sobre las personas. “Las coherencias tontas son la obsesión de las mentes ruines”, Ralph Waldo Emerson, 1803-1882, Poeta y Pensador USA.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba