Opinión Nacional

Judas y Playa Girón

A mis lectores les debo una disculpa. Debido al mundial de fútbol, me tomé una vacacioncita. Además, consideré que ya no valía la pena seguir lloviendo sobre mojado, esto es, insistir en los mismos temas, porque aquí cada cual es poco dado a aceptar las razones de los otros. Sin embargo, la cuestión de las primarias me ha convencido de que debo insistir.

El único contrincante

En un editorial reciente de Veneconomía titulado “A tiempo para rectificar” se dice lo siguiente:

“La noticia electoral de la semana fue el anuncio de Súmate de que no era posible realizar las primarias en la fecha establecida en el acuerdo con los precandidatos. Fue un baño de agua fría para quienes aspiran a una salida electoral a la crisis política de Venezuela.

“Es difícil imaginar un resultado más negativo para los venezolanos que creen en la democracia y, sobre todo, para quienes rechazan el modelo político y económico de Hugo Chávez.

“Las primarias se visualizan como uno de los mecanismos más idóneos para seleccionar a un candidato unitario, que además contaría con la máxima participación activa de los electores.

“Es más, según las encuestas al menos 2 de cada 3 venezolanos, y 3 de cada 4 de los electores que adversa al sistema de Gobierno de Chávez consideran que las primarias son la mejor vía para llegar al candidato unitario.

Sin embargo, la suspensión de las primarias es sólo la mitad de la mala noticia. La otra es que los supuestos líderes de oposición fueron los principales saboteadores de estos comicios.

“VenEconomía no puede entender que una persona de la talla de Teodoro Petkoff, que aspira a representar a un importante segmento de los venezolanos, ignore la opinión de esos 2 de cada 3 venezolanos que quieren primarias, al oponerse a ellas con una soberbia al mejor estilo cuarto republicano. Otro de los responsables de que no se den las primarias es el gobernador Manuel Rosales, con su indecisión y falta de compromiso con este mecanismo de consulta.

“Al emitir VenEconomía estos comentarios todavía existía la posibilidad de que se reactive el proceso de las primarias. Tal vez aún se pueda rectificar este garrafal error político y que, con o sin Petkoff y Rosales, los venezolanos puedan tener un candidato unitario con un mensaje creíble y coherente, que se enfrente al candidato del Gobierno, Hugo Chávez.”

Si bien respeto mucho las opiniones vertidas por los editores de Veneconomía, me parecen oportunas algunas reflexiones.

Desde hace algún tiempo vengo advirtiendo en torno a las dificultades de un proceso electoral primario Las primarias sólo son posibles entre electores de un mismo partido. Así, en Estados Unidos, son los electores registrados como republicanos los que votan en las primarias del GOP en cualquier estado. Lo mismo sucede con los demócratas. Ahora bien, si ocurriese que demócratas y republicanos votaran en unas primarias demócratas, lo más natural es que los republicanos votasen por el candidato que más probabilidades tendría de perder ante el candidato republicano.

Así ocurriría en Venezuela, donde los emeverristas votarían en las primarias de la oposición, porque el voto aunque secreto, sería general, pues la oposición no desea volver a formar parte de una Lista Tascón. Es esa generalidad del electorado, lo que produce la negativa de participar en unas primarias de los principales líderes de la oposición. No van a arriesgar su prestigio en unas elecciones de esa naturaleza, pues la mayor parte de los electores será del MVR y el ganador será el que más le convenga a Hugo Chávez.

La oposición

El problema nuestro reside en que tres cuartas partes de la oposición, la porción de clase media alta, desea partidos similares a los norteamericanos, pues está educada a la manera norteamericana, pero la otra tercera parte, entre éstos la gran mayoría de los líderes de la oposición, está educada a la manera europea continental y desea que sus partidos continúen siendo ideológicos y no pragmáticos como en el mundo anglosajón.

¿Qué nos dice esto? Pues que la oposición irá dividida a los comicios presidenciales de diciembre, si es que va. La mayor parte de la oposición se abstendrá sumando un 30 por ciento del electorado a lo más. Votarán por el candidato opositor un 10 por ciento, a lo más un 20. Y después se echarán la culpa unos a otros del triunfo de Chávez, quien de cualquier forma arrasará con no menos de un 60 por ciento del electorado. Así lo señalan todas las encuestas y lo vengo diciendo yo desde enero. Aquí la oposición a Chávez no quiere convencerse de que es minoría. Pero a mí no me cabe la menor duda de que la gran mayoría del electorado y de la juventud que todavía no vota es chavista. Lo son, porque el sistema democrático representativo de la llamada IV República los condujo, creen ellos, a la pobreza o a la miseria. Cuando comparan a la Venezuela de fines del siglo XX con la existente antes de 1970 no pueden sino convencerse de que riqueza había mucha y que fueron los políticos del puntofijismo, con su mala praxis, con su corrupción, con sus errores, los que arrasaron con esa riqueza. Habrá que esperar a que el sistema “socialista del siglo XXI” fracase para que el pendular de la historia se mueva hacia el otro lado.

El evangelio de Judas

Si en algún momento la oposición a Chávez pareció ser mayoría fue durante aquellos meses álgidos anteriores al 11 de Abril. Desde entonces, ha cometido tantos errores que muchos se han convencido de que esos líderes no valen la pena.

En estos días pasados se pusieron muy de moda dos libros: “El código Da Vinci” y “El evangelio de Judas”. Fueron dos ataques concertados a la jerarquía eclesiástica católica, pero como ocurre casi siempre ahora, algún escándalo posterior sirvió para echarles tierra y ya nadie se acuerda de su mensaje. En el último se dice que Judas era el predilecto de Jesús y le sirvió para cumplir su misión. Un disparate, una teoría, nada más. Sin embargo, esa tesis me ha llevado a concebir que aquí haya podido ocurrir algo semejante. Porque alguien ha debido aconsejar a Pedro Carmona de la conveniencia del famoso decreto, aquél que permitió que una rebelión popular constitucional se transformara en un vulgar golpe de Estado. ¿Ese consejero, quién sería? ¿Lo haría de buena o de mala fe? ¿Era un Judas al estilo del nuevo evangelio? Porque la verdad es que a quien sirvió fue a Hugo Chávez.

¿Recuerda alguno de ustedes a Playa Girón? En ese lugar de Cuba desembarcaron hace muchos años unos opositores al gobierno de Fidel Castro. La invasión se realizó con la ayuda de la CIA, la cual también entrenó a los participantes y les facilitó el equipo, los aviones B-26, las bombas, las armas, los pertrechos. Sin embargo, en pocos días fue liquidada por el Ejército Revolucionario. Se constituyó en el más craso error de la oposición cubana, pues se identificó con las peores políticas de Estados Unidos en su relación con América Latina. Esa invasión atornilló a Fidel y a su Revolución.

El golpe de Estado del 12 de abril, no el levantamiento popular, también apoyado por Estados Unidos, sirvió el mismo propósito de Bahía de Cochinos, como llamó la CIA a ese pedazo de Cuba en contraste con el nombre de Playa Girón de los fidelistas. Le siguió el paro petrolero indefinido. Cuando por fin llegaron al referendo presidencial, se habían quedado sin las armas necesarias para defenderse. Otro gallo hubiera cantado si se hubiera realizado el referendo y conocidos los resultados, se hubiera acudido a medidas de fuerza para restaurar la legalidad. Ni siquiera salieron a la calle aquella noche del 15 de agosto de 2004. “Ahora se lamentan como mujeres lo que no tuvieron el valor de sostener como varones.”

(*)Es diplomático de carrera, politólogo y periodista. Fue Embajador de Venezuela en Austria, Canadá, Jamaica, Paraguay, San Vicente y las Granadinas, El Salvador y Barbados

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba