Opinión Nacional

La banalidad del poder: La Misión Nevado

El irreverente escritor Fernando Vallejo debe estar feliz con el anuncio de la MISION NEVADO, donde el gobierno venezolano decidió crear otra misión más, en éste caso, para proteger los “derechos de los animales”. En una primera fase, se atenderán básicamente: gatos y perros. En particular, no albergo ninguna animadversión por los animales, es más, según algunos, los animales son más humanos que los humanos mismos, y en consecuencia, merecen ser atendidos y protegidos como se merecen.

No obstante, me parece un completo despropósito que el Gobierno de Venezuela se degrade hasta extremos inconcebibles y pierda toda noción acerca de la realidad en que vivimos. Venezuela es hoy un país tocado por la crisis económica, política, social y espiritual. El nuevo año 2014 no luce nada auspicioso para un país cuya riqueza petrolera ya se torna insuficiente para garantizar la paz y la estabilidad, y mucho menos, el progreso.

Fue un clamor colectivo nacional, donde incluso se sumaron figuras tan disparejas como José Vicente Rángel y Oscar D´Leon, para solicitarle al Presidente Maduro la liberación del Comisario Simonovis. Luego de la auspiciosa reunión con los Alcaldes opositores era lógico pensar que se procedería con el tan solicitado Indulto. Nada de eso ocurrió. La facción más recalcitrante y dogmática, esa que asume la anti política, y que prefiere el auto suicidio a la preservación, decidió ahondar en la división y el conflicto entre los venezolanos.

Maduro y su combo deben haber perdido la chaveta ya que antes de ésta nueva misión se han levantado no más de cincuenta con nombres tan curiosos y variopintos como: Amor Mayor, Canaima, Corazón Adentro, Asfalto, Niño Jesús, Madres del Barrio, Guaicaipuro, Alimentación, Sonrisa, José Gregorio Hernández, Milagro, Sucre, Negra Hipólita, Vuelvan Caras, Trece de Abril, Piar, Miranda, Ribas, Árbol, Sucre, Ciencia, Música, Saber y Trabajo, Zamora, Che Guevara y pare usted de contar. Ahora se le agrega la “Misión Nevado”. Bueno, ya nos hemos referido a la falta de rubor de ésta gente y su poco sentido del decoro. De verdad piensan que están dirigiendo un país de zombis y tarados.

Las misiones sociales chavistas, de naturaleza pseudo socialista, son un monumento a la improvisación. Nadie las coordina coherentemente y nadie les evalúa su desempeño. Son sólo estructuras burocráticas prisioneras del clientelismo donde se propicia el dolo en nombre de una salvación social inexistente, ficticia. Esta forma banal e irresponsable de entender la justicia social como producto publicitario de alto impacto mediático es el que inesperadamente le está pasando factura al actual gobierno. El caudal de votos chavistas hoy tiene la tendencia a esfumarse.

Maduro, ha perdido una oportunidad brillante de afianzar su liderazgo cuestionado a través de una política valiente y autónoma, basada en el dialogo y el respeto, que le relegitime a los ojos de todos los venezolanos, no sólo de sus partidarios. Un Presidente es un factor de unión.

DIRECTOR DEL CENTRO DE ESTUDIOS HISTORICOS DE LUZ

 

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba