Opinión Nacional

La caravana del martirio bolivariano

Parte desde Managua la Caravana del Martirio Bolivariano, integrada por un conjunto de populares e incorruptos hombres y mujeres revolucionarios que han entendido que deben sacrificarse sin cortapisas por la libertad y la democracia. Son aspirantes al martirio bolivariano que emulan gustosos a los que ya se han inmolado en el pasado en otras latitudes, incendiados por su propia mano para reclamar su derecho a la libertad de pensamiento y al disentimiento político.

Nos regocijamos los venezolanos boliaríamos de que en esta caravana que demanda la justicia vaya como co – caravanero, no cocalero – ojo con el latifundio mediático que todo distorsiona – uno de nuestros más insignes gobernantes y estadistas. Allí va digno como el Che con su adarga al brazo y su guayabera blanca, ya no colorá, reclamando una paz que en su país se niega. Va nuestro mártir en potencia en busca de la concordia, mientras acá en su Patria Nueva todo es un permanente llamado a la muerte del prójimo y al odio entre hermanos.

Mucho éxito le deseamos a los arriesgados y blancos caravaneros, ojala consigan pronto su ansiado objetivo de inmolarse por la libertad y la democracia de un país hermano. Sin embargo, en caso de un eventual fracaso de su misión liberadora, y para no perder los recursos del tesoro nacional invertidos en esta gloriosa gesta, los escuálidos, pitiyanquis, vendepatria, golpistas, lamesuelas de Clinton, lacayos del Imperio, esos carajos pues, ofrecen nuestras calles con huecos y avenidas sin señalización para una caravana libertaria similar que no será tampoco del agrado de Inzulsa y de la OEA.

Acá en la Patria Grande, todos apostamos por supuesto al más rotundo éxito tricontinental de nuestros líderes y representantes; se acerca además nuestra bolivariana Navidad, esperamos entonces contar prontamente en nuestro santoral revolucionario con un San Nicolás nuestro, mestizo, místico, poco curero, bien de nosotros, no imperialista, blanco y nórdico, a quien venerar por siempre y pedirle fabulosos regalos y prebendas para nuestros crecientes amigos del ALBA, habida cuenta de que los tres Reyes Magos del Proceso, San Rafalito, el Beato Nelsito y el Príncipe Alí, no pueden hacer más milagros con los menguados y sucios dólares que ya no alcanzan para la felicidad de los socios de PETROCARIBE, y mucho menos para la nuestra, la venezolana, que para el HiperLíder es secundaria porque acá todos somos más que felices.

¡San Nicolás en ti confiamos!

Martirio, Inmolación y Muerte ¡Rezaremos!

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar