Opinión Nacional

La ceja izquierda del boxeador

Algunos analistas políticos (varios de los más inteligentes) han criticado el hecho cierto de que la oposición venezolana parecería no tener sino un solo tema para la campaña de las elecciones parlamentarias de septiembre: Pudreval. No estoy de acuerdo con esa crítica. Lo de Pudreval, esos millones de kilos de alimentos que se perdieron para siempre, es un caso que arropa muchos frentes.

Es la corrupción administrativa que llevó a funcionarios del Estado a comprar alimentos que no se podían manejar sólo para ganarse unos dineros mal habidos, es la incompetencia de funcionarios que no supieron o no pudieron manejar apropiadamente la situación, es la entrega de la soberanía nacional a los cubanos, puesto que se le dio a una altísima funcionaria del gobierno comunista de Cuba la responsabilidad de manejar algo que está reservado a los venezolanos, amén de que quedó claro que haber entregado la soberanía a los cubanos en materia de puertos es algo inconveniente, es la falta de honestidad de los parlamentario que se han negado a discutir el tema, es la sumisión de los poderes, tanto el judicial como el moral, al ejecutivo, puesto que no actúan en un caso tan importante, es el desprecio a la salud del pueblo.

Es, pues, un asunto multifacético que, aunque parezca un solo asunto, es mil a la vez. E insistir todos los días en el tema es algo parecido a lo que ocurre cuando un boxeador le parte al otro la ceja izquierda. Lo que debe hacer es insistir en golpeársela tantas veces como pueda, hasta que la herida se le abra de tal manera que le haga imposible seguir en el combate. El teniente coronel Chávez Frías está herido. Lo hirió Pudreval, lo hirió su incompetencia, lo hirió la incompetencia de sus funcionarios, lo hirió su entrega a los cubanos, su absurda insistencia en imponer un sistema que ya fracasó en el mundo entero. Su falta de honestidad. Su insinceridad. Y hay que seguirle dando en la ceja izquierda, hasta que la sangre lo ciegue. Es lo sabio, a pesar de la opinión de analistas muy inteligentes que quizá no quieren ver la verdad, porque en la verdad hay sangre y la sangre no es, lógicamente, del gusto de los inteligentes.

Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba