Opinión Nacional

La CIA desmitifica la famosa “Área 51”

Circula finalmente un informe público de la CIA sobre una base aérea secreta, que se había convertido en un mito por los rumores sobre alienígenas que habían circulado por décadas

Por mucho tiempo, en los medios circularon rumores que han aludido a una base secreta en el desierto del estado de Nevada, donde supuestamente se realizaban investigaciones sobre alienígenas, algo que llegó a inspirar libros, documentales, programas de tv y muchos informes sensacionalistas en la prensa. Dicho sitio se llegó a conocer informalmente como ‘Area 51’, y la sorpresa fue que finalmente el mismo gobierno de EEUU viene de admitir -en un copioso informe público de la CIA- la existencia de dicha instalación, informando que siempre fue una extensión remota de la base Edwards de California, aclarando de paso que. allí sólo se realizaron -en las décadas de los 50 al 70- investigaciones relacionadas con el famoso avión espía U-2, aparato muy famoso por causar un notorio incidente diplomático con la URSS en los años 50 (captura de su piloto), y que fuera utilizado incluso en Cuba en 1962 para detectar los misiles soviéticos que se instalaban en la isla.

Por la claridad del cielo desértico y las luces que provenían de la zona, mucha gente de pueblos vecinos han creído ver apariciones de Ovnis, especialmente desde que éstos se pusieron de moda en los años 50 y 60 del siglo pasado, mientras otros sospechaban -sin fundamento- que allí habrían llevado el mítico alienígena caído con un ovni siniestrado en Roswell, Nuevo México, algo siempre considerado una fabricación mediática.

La proliferación de rumores le ha dado cierta vida a la zona, situada a unos 150 km al norte de Las Vegas, y en la carretera estatal 375 -rebautizada popularmente como “vía extraterrestre”- varios restaurantes y tiendas anuncian la venta de objetos alusivos a alienígenas, tales como lentes verdes, afiches y muñecos y hasta un vino “Area 51”, aunque elaborado en California. Algunos adolescentes, confundidos por la variada literatura al respecto, incitan a sus padres a desviarse de noche a la zona cuando viajan a Las Vegas, con la esperanza de ver alienígenas u Ovnis, pero allí sólo encuentran avisos de una base aérea con acceso restringido, con prohibición para tomar fotos y con advertencias de penas de cárcel para los trasgresores, algo normal para instalaciones militares. Aparentemente los únicos peligros en el camino no proceden del espacio exterior sino que son los abundantes serpientes de cascabel en el desierto y el riesgo de quedarse sin gasolina en la solitaria carretera.

 

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba