Opinión Nacional

La Constitución Violentada

Por una ironía del destino, los «patriotas» de último cuño al adoptar la nomenclatura «realista» del Tribunal Supremo de Justicia, del Reino de España y eliminar la Corte Suprema de Justicia, originaria de la Primera Constitución de América Latina y de los auténticos patriotas de 1811, se deslizaron por el plano inclinado de la primacía de las órdenes del Presidente de la República, con desprecio de la supremacía de la Constitución. Los nuevos «realistas», españoles y canarios de la V República, invirtieron el dicho criollo y destruyeron con las manos alzadas lo que dificultosamente habían construido con los pies del aclamacionismo resurrecto.

La Sala Constitucional borbónica del gaditano Tribunal Supremo de Justicia, le hizo honor y recogió la herencia jurídico-política que apostrofó el maestro Humberto Cuenca, cuando afirmó que estos Tribunales Supremos, además de crear las famosas oligarquías judiciarias para la corrupción habían servido para legalizar el desconocimiento y atropellos a los derechos del pueblo, de tener una justicia imparcial e independiente del Poder Ejecutivo, ahora titulado por el Presidente Hugo Chávez Frías, cada día más parecido a los dictadores que hemos sufrido y padecido. Hasta a Cuba fuimos a buscar consejos, en ese nuevo maridaje del pequeño e insular imperio, con la sola voz de Fidel Castro y de su revolución. Fidel debe estar sorprendido con el inesperado compañero de la soledad, en este momento de la derrota inevitable del embargo norteamericano. No se necesita ser revolucionario para defender la autodeterminación de la República bella de Martí. Cualquiera se le arrima a Cuba para disfrazarse.

Pues bien la Sala Constitucional en su debut señala que un derrotero de «aberraciones» jurídicas, conforme a la denuncia pública de Allan Brewer Carías ubicado en el campo del derecho. Pero lo más grave es el comportamiento político de los magistrados «chavistas» defensores del poder jerárquico de la voluntad dominante del Presidente Chávez. En Venezuela desapareció la división de los poderes proclamada por Montesquieu bajo la inspiración de Aristóteles, para señalar de alguna manera la altura doctrinaria de donde hemos descendido al pantano de la adoración personal.El Presidente del Tribunal presidencialista, trató de taparse las partes pudendas de la incondicionalidad. Iván Rincón Urdaneta, muy confuso y contradictorio sin embargo demostró que aunque «nosotros (los integrantes del máximo tribunal) no obedecemos a nadie», quiso decir que en el ritmo de la historia de los escogidos a «dedo», tienen la obligación de una sola obediencia. Recordar a Humberto Cuenca es maravillarse con los retrocesos que vivimos para superarlos muy pronto. Se quemarán las manos de los ponentes. Cumplida la misión asignada de girar en torno al culto fetichista de Miraflores, los ilustres magistrados puestos de hinojos, le han prestado al contrario un servicio a Venezuela de ratificar la realización de las megaelecciones el muy próximo día del 28 de mayo del presente año y despejar más pronto este despertar de pesadilla, enfrentar una nueva realidad y con un nuevo Presidente. Se podrá demostrar que estamos en el mejor momento para derrotar al Presidente Hugo Chávez Frías, derrotarlo con otro Comandante del 4F, el más indicado por sus condiciones de estadista, prudencia y sagacidad es Francisco Arias Cárdenas, el de mayor opción en el territorio amplio de las elecciones.

Nunca participé de la idea del diferimiento de la consulta electoral, a pesar de los fundamentos y razonamiento que determinaron la acción judicial contra el Estatuto Electoral y la fijación de la fecha ratificada, origen del desvirgamiento de la Constitución del 99 y su cadena de violaciones. Situados de cara a la realidad política, que a la inversa de Hugo Chávez es el mejor momento de Arias Cárdenas, centro de atención de Venezuela y en pleno crecimiento de posibilidades. De aquí al día de las elecciones Chávez no tendrá tiempo para maniobrar y utilizar deshonestamente los recursos de poder o manipular la opinión pública.Arias Cárdenas iría a la batalla comicial contando con el grueso de las simpatías del pueblo venezolano. Chávez ya está al descubierto, no tiene más capacidad de engaño. El servicio de inteligencia cubano, tan bueno como el de Estados Unidos lo habría advertido de la caída inminente para el cambio de domicilio.

http://www.el-carabobeno.com/opn.asp?id=o020400-01

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba