Opinión Nacional

La contaminación avanza

La contaminación ambiental avanza y avanza a paso de vencedores, como si fuera la revolución en la mente febril de nuestros gobernantes de turno. Resulta alarmante y entristecedor hacer un balance de la gestión ambiental en es “septenio”, donde los resultados arrojan un saldo desfavorable para el medio ambiente todo por el empeño de aplicarnos un modelo de desarrollo económico contrario al establecido en nuestra Constitución, que pregona el desarrollo sustentable como el camino a seguir en las políticas del estado. Antes por el contrario, los responsables de conducir los destinos del estado nos aplican políticas públicas que, como ya se ha dicho “profundiza el modelo de desarrollo capitalista y neoliberal basado en la sobre-explotación de los recursos naturales, donde lo ambiental esta totalmente subordinado y la participación protagónica de los movimientos sociales se desestima”.

Baste con observar la negligencia gubernamental en el control de las descargas contaminantes en importantes cuencas como la del Lago de Maracaibo o la del Lago de Valencia, cuyos niveles afectan de manera severa a las comunidades que habitan en su entorno o como en el caso zuliano, la lenteja de agua ha crecido a niveles incontrolables, llegando a cubrir cerca del veinte por ciento de la cuenca, a riesgo de acabar para siempre con la biodiversidad y convertir este importante cuerpo de aguas en un “lago muerto”.

Que decir de la basura, nuestros alcaldes, especialmente los bolivarianos, han demostrado una incapacidad evidente en cuanto a la gerencia municipal respecto del tratamientos de los desechos sólidos, comenzando por insuficientes sistemas de recolección y terminando por un inadecuado tratamiento y disposición final de los residuos, convirtiendo en “botaderos de basura” lo que debieran ser rellenos sanitarios manejados con criterios de sustentabilidad ambiental, con políticas de reciclaje, aprovechamiento y educación para la gente, teniendo como objetivo el cambio de conducta en cuanto a lo que debe ser el manejo
de los residuos en las ciudades.

Entretanto, ese que se dice presidente de los venezolanos, anda por el mundo repartiendo real a “troche y moche”, mientras lo venezolanos padecemos todo tipo de calamidades y, para colmo, se empeña en invertir 20.000 millones de dólares para surtir con 2.150 millones de pies cúbicos por día las necesidades energéticas de Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay, con un costo ambiental para nuestro reservorio natural más importante como lo es la selva amazónica de la Gran Sabana, con un costo ambiental incalculable, cuyas pérdidas en recursos naturales es imposible de contabilizar, pero cuyos efectos sobre el país y el mundo tendrán que pagar la generaciones futuras. Ciertamente es incomprensible que pueda haber una sensibilidad tan pobre entre quienes dirigen los destinos de la patria, pero lo que sí es seguro es que algún día pagarán por ello.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba