Opinión Nacional

La cultura del salario y el Primero de Mayo 2009

Luego del Referendo Consultivo de la enmienda constitucional del pasado 15 de febrero, el Presidente destapó aún su rostro macabro de antisindicalismo, amenazando con militarizar el Metro de Caracas, descalificando las conquistas de los trabajadores de las Empresas Básicas de Guayana, desgastando a los educadores con un contrato colectivo “socialista”, peloteando a los del sector eléctrico para desconocer las aspiraciones laborales, y para rebasar la gota del vaso el doble coronado Rafael Ramírez suspende la contratación colectiva petrolera hasta el mundo de lo indefinido, cuando la situación a su criterio mejore. En definitiva es una política del Estado Chavista, desmantelar la sociedad de trabajo que se constituyó en Venezuela a lo largo del siglo XX, la cual se caracterizó por establecer el salario y sus beneficios sociales y económicos como concepto de reconocimiento del esfuerzo humano.

El Presidente Chávez ignora que los trabajadores en defensa del salario labraron la lucha por la democracia, con la realización de la gran huelga petrolera de diciembre de 1936. Con este acontecimiento no sólo emergió la gran fuerza de los trabajadores como parte importante de la sociedad venezolana, de igual modo marcó el impacto en la organización nacional de los trabajadores y lo que marcaría 10 años después en 1946 la firma del primer contrato colectivo de nuestra historia laboral.

Hoy a más de 7 décadas de conquistas y de logros laborales vemos y sentimos la enorme amenaza sobre las instituciones que integran las relaciones de trabajo en nuestro país. Empezando por la contratación colectiva en vías de extinción, donde el patrono Estado asume la potestad de revisar los contratos homologados a su antojo y voluntad, como sucedió en el Metro de Caracas y se vislumbra también en el caso de SIDOR. Hecho jamás sucedido ni en el sector público o privado.

La brutal ofensiva gubernamental no se detiene allí. Los dirigentes sindicales son descalificados, sus organizaciones intervenidas, hasta el punto que la razón fundamental del sindicalismo como es la vigencia de los contratos colectivos, es prorrogada indefinidamente a voluntad patronal, sustituyéndolos por decretos dónde solo se revisa tímidamente la remuneración.

Tema por cierto de infeliz trato para los trabajadores. El Presidente de la República se jacta cada 1ro. De Mayo de otorgar el Salario más alto de América Latina, pero de que nos vale tener un salario mínimo a dólar oficial de 410 $, cuando tenemos la tasa de inflación, de tercera a nivel mundial. Siendo necesario dos salarios mínimos para obtener una canasta alimentaria y cuatro para obtener la canasta básica.

Igualmente plantea al mundo entero que este es un gobierno obrerista, defensor de los trabajadores y al mismo tiempo ha dejado plantado a toda la población con el retardo de 9 años siendo un mandato constitucional la implementación del sistema de Seguridad Social, en concreto de jubilaciones y pensiones y el régimen prestacional de Salud y la Reforma de la Ley Orgánica del Trabajo.

Le dice al mundo entero que Venezuela es un paraíso y en las calles y barrios de Venezuela han sido mas de 120.000 ciudadanos, de los cuales el 90% son trabajadores y cuyas edades oscilan entre 17 y 29 años. En pocas palabras están aniquilando públicamente a la generación de relevo, como si viviéramos en una guerra civil.

De las entrañas del propio Estado ha surgido un plan macabro de desmoralizar, arrinconar al mundo sindical, y se promueve desde el Ministerio del Trabajo, a un sindicalismo extorsionador de empresarios privados y de trabajadores. Dando lugar a figuras jamás vistas en nuestro mundo laboral como el Sicariato Sindical que ha arrojado 4 centenas de dirigentes y delegados sindicales en las zonas industriales y de construcción de nuestras principales ciudades.

Este cuadro desolador determina la más profunda unidad de los trabajadores, sin distingos de color, de partido, ni de central sindical y es la razón de ser de la Plataforma Sindico-laboral constituida en Caracas en el mes de marzo. Esta unidad en conjunto con los gremios profesionales, centrales sindicales y sindicatos de base permitirá rescatar nuestras conquistas, pero lo más importante para nosotros y las futuras generaciones, logrará reconquistar la democracia y los derechos constitucionales hoy violentados por el régimen autoritario. Este es el reto para este Primero de Mayo 2009.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba