Opinión Nacional

La demanda eléctrica en 2004 y 2005

La demanda eléctrica en al año que acaba de terminar, medida en función de la producción de las centrales generadoras del Sistema Interconectado Nacional (SIN), creció un 8%. Este incremento, unido al 7% experimentado en 2004, significa un aumento de casi un 16% en los dos últimos años. La cifra pareciera ser extraordinaria si no fuera por el también extraordinario crecimiento que ha experimentado la economía en el mismo período. En 2004 la economía creció un 17.9% y en 2005 el BCV anuncia un nuevo crecimiento de 9.4%, lo que sumado significa un crecimiento económico del 29% en los dos últimos años.

En general, cuando se observa la historia, la demanda eléctrica crece más que la economía, pero no se puede afirmar que esto constituye una regla. En los años de gran crecimiento económico la demanda eléctrica ha crecido por debajo de la economía. Los últimos años en que podemos recordar este efecto en Venezuela fueron los años 1990, 1991 y 1992, en los que se produjo el último incremento económico notable, antes del actual. En aquellos tiempos, también la economía creció más que la demanda eléctrica.

De modo que los años 2004 y 2005 los podemos asimilar a aquellos en los que se produce una gran expansión económica y los efectos en un sector de servicios como el eléctrico vienen rezagados y son menores. Pero lo que se puede afirmar con mayor certeza es que en los años de bajo crecimiento económico, y aun de caída, la electricidad seguirá creciendo. La demanda eléctrica tiene un comportamiento interesante, cuando alcanza un nivel le cuesta mucho retroceder.

Los economistas hablan de la elasticidad-ingreso de la demanda. De acuerdo con ella cuando el ingreso de la población sube o baja, la demanda de un bien elástico también subirá o bajará. Así, cuando el ingreso sube la gente va más a cine y cuando el ingreso baja la gente va menos. Este fenómeno no se da con la demanda de electricidad. En términos técnicos diríamos que la elasticidad-ingreso de la demanda de electricidad es asimétrica. Cuando el ingreso sube, la demanda eléctrica también sube, pero cuando el ingreso baja, la demanda eléctrica, salvo en algunos consumos del sector industrial, se hace inelástica y no baja, de modo que la elasticidad ingreso funciona hacia un solo lado. Esto se puede entender si se piensa que cuando a alguien le aumentan el sueldo se compra una nevera con fabricador de hielo, pero si su ingreso disminuye es muy difícil regresar a la nevera con escarcha anterior. La gente desearía consumir menos electricidad pero no puede.

Toda esta explicación va dirigida a afirmar que en 2006 vamos a tener un nuevo crecimiento de la demanda eléctrica en el nivel de un dígito alto. Por una parte, todo parece indicar que tendremos un nuevo año con crecimiento económico. Pero, aunque este crecimiento fuera débil, la demanda eléctrica mantendrá su inercia. Inclusive, me atrevería a afirmar que en 2006 la electricidad crecerá más que la economía, a menos que tengamos otro crecimiento económico extraordinario.

Para que se entiendan las proporciones, el crecimiento, en términos absolutos, de los últimos dos años fue de 14 TWh (Millardos de KWh), cantidad mayor que toda la capacidad de generación de la central de Caruachi (11 TWh), que inclusive no se ha terminado y se inaugurará entre marzo y abril de 2006. Esto quiere decir, que si seguimos con crecimientos de esta magnitud tenemos que hacer mayores esfuerzos para aumentar la capacidad de generación si no queremos encontrarnos con un grave problema en un futuro próximo.

Sirva esta nota como un alerta que subraya los esfuerzos que necesitamos hacer para no quedarnos sin luz en 2007 o en 2008.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba