Opinión Nacional

La descentralización en Venezuela. Mitos y realidades

Me toca hacer un alto esta semana sobre mis reflexiones, dedicadas permanentemente a la aguda problemática laboral que vivimos en nuestro país, tema al cual apuesto para superar este karma que tenemos de gobierno nacional; para entrar al ruedo de la discusión sobre la reforma de la Ley Orgánica de Descentralización promulgada en 1990. Debate que me es afín por ser integrante de la Copre-Zulia durante la década pasada.

Los áulicos del oficialismo han difundido toda una campaña justificadora de las tropelías del Poder Ejecutivo, al éste retomar de facto competencias concurrentes como salud y educación de algunas alcaldías y gobernaciones victoriosas el pasado 23-N, y mediante la reforma de la LODDT reasumir las competencias exclusivas de puentes, puertos, aeropuertos y vías terrestres.

El argumento central es que la descentralización proviene del plan neoliberal salvaje, y al mismo tiempo reproduce el modelo de democracia representativa característico de la IV República venezolana. Debemos aclarar que la descentralización no es un tema estrictamente nacional, es realmente mundial, y en el caso de América Latina se desarrolla a partir de la ola que sacudió al continente desde finales de la década de los 70 y principios de los 80. Como respuesta a los Estados centralizados provenientes de las dictaduras que caracterizaron la región, la ausencia del Estado en regiones deprimidas de nuestros países, o el fracaso del excesivo estatismo en democracias de carácter representativo.

El tema entonces no puede ser despachado de un plumazo como pensamiento único neoliberal; en la descentralización hay diversas tendencias y teorías, como también etapas de aplicación y desarrollo en el continente americano. Destacando que una de las corrientes de mercado, invocaba el modelo descentralizador como ubicación de zonas útiles para la inversión extranjera, es decir desarrollemos solo donde haya el lomito de riquezas minerales, el resto lo lanzamos al muladar del olvido.

Por otro lado tenemos la experiencia de la Unión Europea donde existe un esquema descentralizado donde se reconocen las autonomías regionales, con gobiernos propios, lenguas y estructura propias, en el contexto de la unidad nacional y en base al sistema democrático parlamentario

En el caso venezolano el tema proviene de la Reforma de un Estado, en crisis abierta desde inicios de la década de los 80, el cual exigía modificaciones sustanciales debatidas por la COPRE desde 1984. La descentralización proviene de esta propuesta y se adelanta como efecto del sacudón político de 1989; atizando reformas puntuales como la elección de gobernadores y alcaldes en 1989 y la transferencia de competencias exclusivas y concurrentes del poder central a las regiones a lo largo de los 90.

Reafirmo que es un mito tachar el proceso con el argumento fosilizado de que todo el proceso descentralizador es sinónimo de neoliberalismo. Si es así por que existe un FIDES que transfiere un porcentaje del IVA a las regiones, o una Ley de asignaciones especiales que retorna recursos a las regiones ante el efecto nefasto de la explotación minera para la recuperación parcial del ambiente y de la vida decente en todos los estados del país. Desconocer las iniciativas y avances en materia de gestión local en las áreas de salud, educación, de servicios, de atención al ciudadano, provienen de un cretinismo sólo comparable al tamaño de una catedral.

Lo curioso del asunto es que el cuestionamiento a la descentralización en nombre de la Va. República y el Socialismo del Siglo XXI, coincide con los centralizadores de la IVa. República; quienes vociferaban la frase “los venezolanos no somos suizos”, y así continuar eligiendo a dedo los gobernadores de los estados y los presidentes de los concejos municipales, desde Miraflores y del CEN de los partidos desde Caracas, ignorando el artículo 137 de la CN de 1961 aplicado luego de transcurridos 28 años de su aprobación. Como vemos no son muy originales las intenciones del Presidente de la República y sus acólitos del PSUV.

Movimiento Laborista

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba