Opinión Nacional

La desgracia de tener un gobierno forajido

Se llama “forajido” el delincuente que anda fuera de poblado, huyendo de la justicia. Así lo define el diccionario. Pero no sólo hay individuos que son forajidos. También hay gobiernos forajidos. Son los que incumplen las normas de derecho internacional y desacatan las resoluciones y sentencias de los organismos internacionales. Y, desde luego, los que para tener manos libres para sojuzgar a sus pueblos y hacer cuanto le venga en gana, se retiran de los organismos de control instituidos por la comunidad internacional.

Forajido como el cubano
A esta última categoría de forajidos ha ingresado el gobierno de facto que, por desgracia, tenemos. Lo ha hecho deliberadamente, porque así lo exige su decisión de convertir a Venezuela en otra Cuba. Puesto que el gobierno de Cuba es forajido, para imitarlo el gobierno de Venezuela debía convertirse en forajido. Sólo que Cuba fue expulsada de la OEA y, a partir de allí, su gobierno se hizo forajido. El de Venezuela hizo todo lo posible para recibir el mismo trato a los fines de presentarse como víctima del imperialismo norteamericano. No lo consiguió. Entonces no aguantó más y ha decidido hacerse un forajido sin condena todavía. Todo porque el tiempo apremia. Urge implantar el castro-comunismo, por la fuerza y sin contemplaciones, por lo cual el gobierno debe colocarse fuera del control de la comunidad internacional, el único obstáculo que se le atraviesa en el camino, aunque endeble por la existencia de tantos gobiernos cabrones en esta pobre América Latina.

Pisotea la Constitución
El forajido asaltó primero las instituciones nacionales para estar sin control interno. No hay contraloría que lo controle. No hay fiscalía que lo acuse. No hay tribunales que lo enjuicien. No hay asamblea que lo destituya. No hay elecciones limpias y por ello no hay peligro de que pierda el poder. Acabó con los partidos. Acabó con los sindicatos. Acabó con los gremios.

Como no tiene frenos ni contrapesos, pisotea impunemente y con el mayor descaro a la Constitución que él mismo nos impuso. A la Fuerza Armada Nacional, que debería ser neutral en política, la está convirtiendo en “partido comunista militar”. A la Administración Pública, que debería abstenerse de activismo político, la ha convertido en la burocracia del partido comunista. Al Tesoro Nacional, que debería manejarse con disciplina fiscal, lo ha convertido en burdel donde la camarilla sacia deseos insatisfechos. No respeta propiedad privada ni igualdad ante la ley. No respeta siquiera modales y lenguaje.

Ahora huye de la ley internacional
Ahora necesita estar sin control externo para ejecutar su plan de hacer de Venezuela otra Cuba. Se retira del Fondo Monetario Internacional para no estar vigilado por la policía financiera internacional. Se retira del Banco Mundial para no estar sometido a un tribunal internacional de arbitraje sobre inversiones extranjeras. Amenaza con retirarse de la OEA para no estar vigilado por la policía política continental. Una policía celestina y corrupta, cuyos jefes han sido comprados, como lo hace la mafia. Ya mandó al diablo a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos porque no acepta vigilancia de la policía continental que vela por los derechos humanos. Y con toda seguridad incurrirá en desacato a la Corte Interamericana de Derechos Humanos porque no acepta un tribunal independiente que juzgue sus actos.

Si nos faltaba una desgracia, ya la tenemos. Nos gobierna un gobierno forajido. Y todo por ese amor desenfrenado por Cuba, que trae de cabeza a Su Majestad Imperial, dueño y señor de Venezuela, cuyo cerebro ha sido absorbido por ese Rasputín tropical, Fidel Castro, que se niega a bajar al sepulcro sin antes acabar con Venezuela.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba