Opinión Nacional

La discusión militar

Si se espera un conflicto armado con EEUU hay que prepararse para la Guerra Asimétrica.

La designación del general Gustavo Rangel Briceño como Ministro de Defensa ha arrojado sobre el tapete militar un debate importante, que tiene que ver directamente con el proyecto revolucionario que se adelanta en Venezuela. Los principales protagonistas de la discusión son el general Alberto Müller Rojas, inclinado por desarrollar frontalmente la hipótesis de Guerra Asimétrica, y el propio Hugo Chávez, acusado por Müller de ceder ante las presiones de la oficialidad «de derecha» para fortalecer las fuerzas regulares, por medio de compras de armas convencionales y del estimulo al profesionalismo que caracteriza la doctrina militar de Washington.

De acuerdo a Müller la decisión de Chávez significa una «contradicción» en su pensamiento. Chávez ha manifestado en reiteradas ocasiones que se debe desarrollar la doctrina de «guerra de todo el pueblo» para la esperada «guerra de resistencia» contra Estados Unidos.

El argumento de Müller es válido: si se adopta el criterio de profesionalización de cuadros militares y se acompaña la decisión con compra de armas convencionales (aviones, helicópteros, fragatas, etc.) se ignora que ese es el campo de fuerza estratégico de Estados Unidos.

Dentro de ese concepto el Ejército del Norte es invencible, tal como lo demostró la última guerra convencional de Irak, en la cual los hombres de Saddam Hussein apenas pudieron resistir 20 días. Según Müller, si se espera un conflicto armado con Estados Unidos hay que prepararse directamente para la Guerra Asimétrica, que ha demostrado ser una ecuación sin solución para el Pentágono (Vietnam, Irak, Afganistán). Dentro de ese esquema, Müller escribió, en el año 2005, su propuesta de «Pensamiento Militar Venezolano».

La paradoja es que Chávez comparte con Müller el juicio de que el choque final con Estados Unidos es asimétrico. Pero la impredecible situación geopolítica regional y la realidad militar nacional lo han obligado a ser receloso ante el atajo operativo planteado por su ex asesor.

La propuesta de Chávez es la de preparación para una guerra combinada -convencional y asimétrica-. La guerra convencional no puede operar eficazmente contra Estados Unidos. Sería inútil, como lo recalca Müller. Pero tiene validez temporal en un conflicto bélico con países vecinos, algo esbozado por el General Raúl Baduel cuando formuló la hipótesis de guerra «por derrame» de conflictos armados que se desarrollan en países fronterizos. Ahí es donde está parado Chávez. Por eso la tesis de Guerra Combinada se impuso. En el escenario de guerra de Chávez la primera etapa es convencional, pero la segunda fase es de Guerra Asimétrica.

Por eso Baduel y Müller se fueron. Por eso fue nombrado Ministro de Defensa Gustavo Rangel Briceño.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba