Opinión Nacional

La enciclopedia del racismo: tomo K

(%=Image(1114911,»C»)%)

En la Enciclopedia del Racismo -ojalá pronto se escriba su última página-se registra ahora un nuevo concepto. Hasta el momento, ningún venezolano había hecho un esfuerzo merecedor de ser incluido. Digo hasta el momento porque en su artículo «La ideología sionista ario europea», Susana Khalil se ha ganado al menos unas líneas en el tomo de la ¨K¨. En los años venideros judeófobos y judeópatas podrán echar mano de un nuevo término: arios judíos.

Este reluciente concepto será parte del arsenal de aquéllos cuando critiquen y demonicen fuera de contexto cuanto hace Israel. No se trata de las malgastadas acusaciones de Apartheid, segregacionismo y limpieza étnica, sino de la culminación brillante del trabajo de miles de judeófobos que una vez se preguntaron: «¿Cuál es la acusación más horrible y desagradable a los oídos de un judío?» La respuesta obvia: acusarlos de nazis. De manera que, ¡bravo!, los judíos se quedarían mudos ante el ataque. Esa acusación tiene mucho rating: ¿qué epílogo es más interesante, más increíble, para un grupo casi aniquilado por el asesinato sistemático de seis millones de personas, que el que ahora a ellos les haya dado por matar sistemáticamente? Fascinante. Quien no sabe la verdad, escucha y piensa: «la maldad es inexplicable, hoy la hace uno, mañana otro: un virus».

Sería interesante que Khalil explicara su concepto, pero sería quitarle fuerza. Podríamos extraer de su escrito que los judíos europeos, perseguidos y exterminados por los nazis, no supieron quizás argumentar con propiedad ante Hitler y Goebbels su pertenencia legítima a la raza aria, la raza superior. ¿Si eran judíos arios, fue quizás un problema de vocería efectiva? ¡Si tan sólo Khalil hubiese vivido en ese momento, hubiese salvado a un millón y medio de niños! Si les hubiese hecho entender su concepto de arios judíos, mi familia sería hoy más numerosa.

Tampoco sorprende que Khalil se aboque a usar términos del Nazismo. Se siente muy cómoda dividiendo a la gente en razas. Al ver la página de la organización que lidera leemos que los palestinos son gente de pura cepa: descendientes de los cananitas. ¿Tiene alguna prueba de que los palestinos de hoy descienden genéticamente de ellos? Y si lo probara, ¿por qué eso excluye el que los judíos tengan allí un Estado, si cuando se fundó no había allí Estado alguno?

Mi orgullo de ser venezolana es un tema sensible como mi mejilla. Me emociona contar de sus bellezas naturales, increíbles y tocadas por Dios. Pero lo que hace que mis mejillas se ruboricen de emoción es poder expresar que la gente aquí no se interesa mucho por el color de las mismas. El artículo de Khalil es una cachetada para los judíos que llegaron a estas tierras buscando refugiarse de ciertas ideas. Como las de ella.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba