Opinión Nacional

La entrega al extranjero

La revolución bolivariana se auto denomina “nacionalista”, pero en la práctica entrega el país a intereses foráneos. La última actitud entreguista, fundamentada en ese resentimiento hacia lo nacional privado, la confesaba un dirigente emeverrista, informando que se habían contratado a intelectuales de izquierda europeo, para que ayudaran al partido a convertirse en socialista siguiendo los deseos del “jefe máximo”.

El entreguismo siempre se oculta tras la solidaridad, que asume diferentes ropajes según las circunstancias, algunas veces se llama internacional, otras socialista o sino se acude a la gastada “solidaridad de los pueblos”. Al final el resultado es el mismo, entrega de lo nuestro al extranjero. Así ocurre con la salud y la misión barrio adentro, entregada a los cubanos que en esa materia están bien atrasados y no compiten con nuestros profesionales de la medicina. Hoy Venezuela ve con horror como enfermedades endémicas que habían sido erradicadas del territorio nacional resurgen frente a la incapacidad de las autoridades y sus asesores extranjeros.

Las cartas de entendimiento suscritas con varios países, entre los que destacan China e Irán, pone en manos extranjeras, la construcción de viviendas, negando así la adecuada participación de contratistas, ingenieros, capataces y obreros criollos que sí saben como se “bate el cobre” al momento de construir, aún en las condiciones más adversas.

La compra de alimentos, para distribuir a través de ese despilfarro de dinero que es Mercal, se le hace a Brasil, Argentina y Uruguay, pagando precios más altos, por bienes y fletes, rechazando la capacidad productiva de nacionales en el sector agroalimentario. Para muchos rubros, están presentes importadores fantasmas, que utilizan a extranjeros como intermediarios, para repartirse jugosas comisiones.

Cuando la revolución prepara su ofensiva contra la educación en todos los niveles, adivinen ¿ quienes van a ser los facilitadores y supervisores de la implantación del nuevo orden ? pues personal extranjero traído desde la isla esclava, expertos en adoctrinamiento e intimidación. Los maestros venezolanos, que tienen una larga historia de trabajar con las uñas conjuntamente con los padres y representantes, se encaraman al llamado “proceso” o quedan fuera del sistema. La autonomía universitaria, hoy, en “pico de zamuro” corre idéntica desgracia intervencionista. Habría que preguntarse ingenuamente, ¿ quienes son los traidores a la patria y al pueblo ?

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba