Opinión Nacional

La ética obliga a decir ¡basta¡ CNE

Y actuar en consecuencia. Muchos venezolanos llegamos a ese punto. Atribuir al clientelismo político – ayerde la partidocracia, hoy del socialismo en gobierno – la justificación para esa mayoría de votantes que el Consejo Nacional Electoral (CNE) de continuo reconoce al régimen de Chávez, pierde día con día base de sustentación.

La reiterada negativa del órgano electoral venezolano para realizar la auditoría y depuración del Registro Electoral constituye el primer gran indicio de nuestra afirmación anterior. Nada mejor y más sencillo que brindar transparencia sobre un Registro Electoral para acallar de una vez y para siempre una bandera política que va tomando una fuerza de consecuencias imprevisibles visto el actual escenario. Sin embargo la respuesta del actual CNE sigue siendo no.

Cuando a esta negativa de aspecto técnico y del todo elemental se une la omisión de ese mismo Consejo Nacional Electoral para actuar como árbitro comicial ante las graves irregularidades cometidas por el régimen en gobierno cuando coloca a todo el Poder Público Nacional al servicio de las candidaturas del PSUV, el asunto obliga a decir ¡basta¡

No se trata solo de expresar la condición de hartazgo respecto al actual estado de cosas, donde el Sistema Electoral vigente es arista de la mayor importancia en medio de un régimen que propende a esclavizar a los venezolanos como ya lo ha hecho en la isla-cárcel Cuba, o bien en Corea del Norte. Es un decir ¡basta¡porque implica en nuestro caso el accionar eficiente al logro de cambiar lo presente hacia la restauración constitucional, perdida durante ¨La Masacre del Silencio¨ aquel 11 de abril.

Lo anterior no resulta nada nuevo en medio de esta tratativa política que va por 14 años. Lo inédito deriva de la necesidad de avanzar pues se agotaron las alternativas. Es la circunstancia que enfrentamos los demócratas en Venezuela de cara al próximo año.

Entendemos, que la inminente declaratoria de falta absoluta en relación al teniente coronel Chávez en modo alguno implica la cesación del socialismo en gobierno, por lo menos en términos amistosos. El socialismo una vez queaccede al poder político tiene por condición el tratar de conservarlo a cualquier costo, es su naturaleza. Venezuela no será la excepción. Dependerá sólo de nosotros, los venezolanos demócratas,  que tal pretensión se lleve a cabo con o sin nuestra colaboración. Yo por lo menos digo ¡basta¡

Para actuar en consecuencia contamos con la Carta Magna. No será la mejor del mundo pero sí suficiente a los fines del Estado Democrático y Social de Derecho y de Justicia que proclama.De tal manera que la exigencia pública  y/o privada, individual y/o colectiva, pacífica y sin armas, en pro de alcanzarque por vez primera en 14 años los órganos del Poder Electoral garanticen la igualdad, confiabilidad, imparcialidad, transparencia y eficiencia de los procesos electorales, más que un derecho constitucional se nos hace una obligación moral ante la alternativa de esclavitud  que nos ofrece el socialismo en gobierno de continuar el actual CNE. 2013: El año de la lucha por elecciones auténticas. ORA y LABORA.

 

Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba