Opinión Nacional

La Evaluación Necesaria

Al escribir la última columna por este año, parece
necesario hacer un balance, que nos permita evaluar los
hechos acontecidos, nuestra responsabilidad sobre ellos y
así poder fijarnos las metas para el próximo año, al igual
que las tareas que debemos acometer para lograrlas.

No hay duda que hemos tenido un año convulsionado.

Grandes esfuerzos se hicieron desde la oposición
democrática para resolver la crisis de gobernabilidad,
creada por un gobierno dispuesto a confrontar e incluso si
fuere necesario a aplastar a sus adversarios políticos, en
lugar de asumir con sinceridad (no solo de la boca para
fuera y ante la pregunta de algún periodista), que en toda
democracia hay gobierno y oposición y que como la
oposición puede disentir, el gobierno no puede imponer por
la fuerza sus decisiones, al mejor estilo de los gobiernos
autoritarios. Este objetivo, que parecía claro a través
del referendum revocatorio, no se logró, debiendo lidiar
con todos los abusos del poder del gobierno, amén de unos
resultados cuya transparencia nunca se permitió comprobar.

Los resultados del referendum, que al parecer habían sido
anunciados por algunas encuestadoras, aunque no con la
diferencia que dice el gobierno que ganó, incidieron, como
siempre ocurre, en las elecciones inmediatas del 31 de
Octubre. Ante los anuncios de fraude, no aclarados por el
Consejo Nacional, sumados a los llamados a no votar y al
retiro irresponsable y por separado, de algunas
individualidades políticas, sumado al abuso de un gobierno
crecido por el triunfo reciente, configuraron un mapa
político que no se compadece con la realidad del país,
donde un gobierno que no tiene ni siquiera un tercio de la
aceptación popular, se alza con la casi totalidad de las
gobernaciones de estado y con la mayoría de las alcaldías.

Encontramos así una oposición aletargada, que parece
estar todavía asumiendo el golpe, donde para muchos
venezolanos no hay claridad respecto al futuro; lo único
claro para muchos es que tal como lo dice arrogantemente
el vicepresidente Rangel “hay Chávez para rato,
indudablemente”.

Sin embargo, en la oposición hay todavía mucha tarea por
hacer para rescatar el ejercicio del poder político bajo
reglas democráticas. Es necesario un frente de partidos,
que sin renunciar a su autonomía, proponga al país un
proyecto distinto al de Chávez, que sea fruto de un gran
consenso y que llegue al corazón de la gente. Necesitamos
además candidaturas unitarias y dejar de lado esos
mezquinos intereses, que sobre todo son evidentes en los
lideres regionales, así como reformar el sistema
electoral, que garantice una verdadera representación
proporcional, y no votar mas con este sistema donde el
número de votos que reciben las fuerzas, políticas no
están representados en los cuerpos deliberantes.

Esto sólo para empezar, habida cuenta que tendremos
elecciones parlamentarias en el 2005, para las cuales no
disponemos de mucho tiempo y debemos prepararnos. Programa
y Unidad es el punto de partida. De estos y otros temas de
la agenda política, nos ocuparemos el próximo año. Por lo
pronto Feliz 2005 para todos y mucha fe en Dios, que nunca
nos abandona.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar