Opinión Nacional

La fuerza de cambio

Es importante recordar que el 93% de los venezolanos sufragaban por lo que muchos llaman “las cúpulas del pasado”; sin embargo durante los últimos procesos el bipartidismo apenas capitaliza el 11% de los votos validos (incluyendo las elecciones del 23 de noviembre de 2008). Si alguien ha generado la idea que esas cúpulas representan un peligro para el régimen, ha sido el propio Hugo Chávez; como una manera de incidir en el resentimiento y desilusión de un importante sector del país; utilizando La polarización política para descalificar a todos los sus adversarios, al vincularlos con el pasado reciente. Es por ello que se requiere de gente que rompa con la polarización, no solo bajando el tono y evitando confrontaciones innecesaria; necesitamos lideres que aborden las causas y soluciones de los problemas sociales, políticos, económicos y morales que vive la patria. De otra manera, Chávez seguirá manejando el debate de manera simplista y mediocre, para imposibilitar la conformación de una fuerza social capaz de disputarle el poder.

La única manera de explicar que a pasar de tener medios de comunicación con mayor penetración que los controlados por el oficialismo, un 50% de la población contraria al régimen, agudización de males como la delincuencia, el desempleo, escasez, costo de la vida, corrupción, subempleo, derroche e incapacidad de las nuevas cúpulas podridas que gobiernan y un deseo de cambio que abarca importantes sectores de la población que aun sigue influenciada por esta falsa revolución; es que no existe conexión entre los deseos y necesidades del pueblo por parte de los factores adversos al régimen autoritario y populista de Chávez.

La unidad no puede verse como una simple suma de personas contrarias al populismo y autoritarismo de Chávez; no basta realizar exitosas y gigantescas movilizaciones; no es suficiente copar los espacios mediáticos con declaraciones emotivas o reactivas ante la arremetida gubernamental o con magistrales explicaciones jurídicas sobre la violación de la constitución. La complejidad de la situación y los peligros que encarna exigen interpretar con claridad la ofensiva del régimen y trazar con tino el norte a seguir.

Esta embestida que cabalga sobre una crisis económico-social, lejos de reflejar su fortaleza, evidencia la debilidad de Chávez frente a un pueblo que no renuncia a sus derechos y reivindicaciones, frente a una sociedad democrática que ha opuesto férrea resistencia a sus pretensiones totalitarias y las ha hecho retroceder más de una vez (como ocurrió con el referéndum del 2D y como ocurre todos los días en las universidades autónomas), que le arrancó importantes espacios de gobierno el 23N y que sumó 45% del total de los votos validos el 15F; los cuales están concentrados en las principales ciudades del país, cuestión que presenta un cuadro político-social de gran inestabilidad para el régimen.

Es importante entonces, construir una estancia que sume todas esas voluntades y los sectores desilusionados del oficialismo; un diagnóstico preciso de la coyuntura y sus tendencias; un esfuerzo riguroso por caracterizar al régimen; una definición clara de la naturaleza, objetivos y alcances de la unidad planteada; la formulación de una política y una estrategia coherentes y eficaces; dilucidar las formas de luchas y organización a promover; diseñar un proyecto alternativo que sea síntesis de las necesidades y demandas populares; y desprender de todo esto el discurso, el mensaje y las acciones a emprender. Debatir esta agenda no es un ejercicio ocioso de académicos o intelectuales ni una excusa para retrasar la respuesta. La incertidumbre y riesgos del presente hacen ineludible esta tarea, si queremos de verdad construir una amplia y sólida unidad, de carácter democrático y de aliento social, que trascienda lo episódico, lo reactivo y el cálculo electoral.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba