Opinión Nacional

La fuerza de la unidad

La decisión de los precandidatos propuestos en las primarias de apoyar a Manuel Rosales resultó un acierto la semana pasada. Parte de la población a lo largo y ancho del país ha iniciado un reencuentro con la esperanza del cambio y de conformar una alternativa frente al Régimen, quien sabe ya de la fabulosa fuerza de movilización popular durante las jornadas de 2002, 2003 y 2004.

Truncada la oportunidad del RR en agosto de 2004, diciembre de 2006 se puede tornar en el escenario propicio para que se retome la confianza y de nuevo las calles de ciudades y pueblos de Venezuela, se desborden de cientos de miles exigiendo condiciones democráticas para el proceso electoral del 3-D. Sólo así lograremos derribar los obstáculos de las captahuellas, las maquinitas y un REP aliñado.

Aquí no habrá milagros providenciales, ni necesitamos fuerzas exógenas para derrotar este régimen oprobioso. Por ello la abstención pregonada por algunos personeros de la oposición es la política mas conveniente al poder actual; ya que paraliza y deja al azar el surgimiento de alguna salida, que a todas luces debe ser democrática para no dejar escape alguno a la calamidad que tenemos de gobierno.

Reafirmamos la fuerza de la UNIDAD es tal, que si hubiera surgido de las Primarias, el impacto hubiera sido arrollador. Al mismo tiempo tuvo su efecto que los candidatos provenientes de diferente origen, del sector juvenil, empresarial, de la socialdemocracia, del socialcristianismo, de la justicia, de las universidades, del mundo del trabajo comulgáramos en el apoyo a Manuel Rosales. De no haber sido por el escenario de las Primarias el camino pudo ser más tortuoso y sujeto a caprichos individuales.

Privó finalmente el interés nacional más que aspiraciones partidarias y carreras individuales. De allí que el mérito no es de nadie en particular, sino de todo un equipo de organizaciones políticas, de colaboradores, de militantes e individualidades que nos acordamos para servir a las actuales y nuevas generaciones otra Venezuela a la que presenciamos.

Nada de esto fue posible, y de allí el especial reconocimiento a SUMATE y a su equipo dirigencial y técnico, a todo el voluntariado que dignamente se dedicó a ofrecer en medio de las mas terribles dificultades a lo largo y ancho del país el escenario de la consulta por la base. A pesar de la persecución gubernamental, de la Asamblea Nacional, de la Fiscalía General de la República, SUMATE ha mantenido una actitud valiente y encomiable llegando dignamente hasta el final, el logro de la Unidad y de una candidatura nacional que represente la alternativa por la democracia.

Este logro ha despertado preocupación y alarma en el Régimen y todas sus instituciones, disparándose alarmas por doquier. La fuerza de la Unidad, es la fuerza del pueblo cansado de retóricas y discursos patrioteros que esconden la corrupción, siembran la ruina y destruyen nuestras fuerzas productivas. Hemos dado el paso necesario, el Movimiento Laborista colocó su grano de arena y continuará hasta el final hasta conquistar el país y la democracia necesaria para reconstruir a Venezuela.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba