Opinión Nacional

La fulana universidad

“Ahora el Ateneo va a ser del pueblo…” dijo el Teniente Coronel Comandante Presidente etc., como si hasta ahora el Ateneo hubiera sido una sala de fiestas para élites adineradas y no un centro donde durante décadas se han expresado de manera directa y pública, con micrófonos y a sala abierta todas la corrientes artísticas, científicas, literarias y políticas –incluida la del mismo Mandador- venezolanas y universales.

El Teniente Coronel etc. no entiende que el Ateneo no es un edificio, el Ateneo es un concepto, una manera de concebir la vida; es un germen, es un virus más atrinca que el de la fiebre porcina porque no tiene cura. Quisiera ayudar al Mandador y sus adláteres (hermoso eufemismo de chupamedias) a entender esto de los conceptos, las ideas, la cultura en general: Ateneo, en el diccionario (el diccionario es un libro bastante grueso, burda de útil que trae las definiciones de las palabras) es definido como “Asociación cultural, generalmente artística, científica o literaria”. Así de simple.

A-so-cia-ción, muchachones(as), A-so-cia-ción, o sea, y según el mismo mataburro “Juntar una persona con otra para concurrir a un mismo fin.” y contra eso no se puede, si lo sabrá Su Comandante que se estuvo asociado para conspirar y dar sus golpes de estado durante ¿cuánto es que dijo? ¿dos décadas? Él debe saber que cuando se trata de debatir ideas el problema no está en el local.

El local va a presentar problemas cuando intenten meter en allí a los miles de estudiantes de una Universidad Nacional Experimental de las Artes que no existe, que es otro antojo del Mandador y su burda ejecución por parte de algún adlátere quien, ¡en tres meses, tres! hizo para el Jefe la puesta en escena de una mamarrachada con primera promoción y todo. Una bufa primera promoción de UNEARTE celebrada en el Teresa Carreño.

Como en la canción: “Que alguien les diga…” que un proyecto tan hermoso, complejo y necesario (o sea, vergatario, dicho en revolucionario culto) como una universidad de las artes se concibe primero, se planifica, y después se construye. No se despacha así de un teresacarreñazo.

Así es que, lamento comunicarles que, ni acabaron con el Ateneo, ni empezaron con la universidad. Fieles a su conducta, siguen destruyendo todo lo bueno que tenemos y montando unas fantasías de papel de seda que se decoloran y desintegran apenas les pega un solecito.

Sigan así.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba