Opinión Nacional

La guerra de la información

El Contralmirante Molina Tamayo en una declaración televisiva dijo que Venezuela vivía la guerra de la información y que esa era su especialidad.

A su vez recordó la Guerra del Golfo Pérsico y afirmó que en Venezuela no se darían confrontaciones con tanquetas y metralletas, vale decir, que en
este país lo que está en proceso es un golpe mediático. Esta declaración es por demás reveladora e ilustrativa del rol político que en la actualidad han
asumido algunos medios de comunicación social.

Las causas de esta intervención mediática tienen una alta vinculación con el nuevo rumbo que aspira tomar el país a través de la nueva Constitución
de la República Bolivariana de Venezuela y su origen se gesta desde los primeros anuncios para realizar la Asamblea Constituyente. Así, las
elecciones para aprobar la nueva Constitución estuvieron signadas por el rechazo de sectores que consideraron autoritario al Proyecto
constitucional, y que ahora consolidan su rechazo con más vehemencia, sobre todo a partir de la aprobación de las Leyes Habilitantes. En apariencia
la estrategia es criticar el discurso político de Chávez; mejor dicho rechazarlo de manera radical. Sin embargo así Chávez hable como un ángel ese
rechazo se mantendrá, porque la esencia de esta guerra de la información reside en buscar las vías que permitan derogar la vigente Constitución o
enmendarla en sus conceptos fundamentales sobre todo lo referido a la concepción del Estado Democrático y Social de Derecho y Justicia. Por eso
es importante acabar con el mandato popular que eligió a Chávez o en su defecto impedir que sea reelecto para el nuevo período presidencial que se
iniciaría en el 2007.

Esta guerra de información apela a un conjunto de supuestos que carecen de sustentación real. Por ejemplo la cubanización del país, el apoyo al
terrorismo, la instalación del Estado Comunista, el desconocimiento de derechos fundamentales como el de la propiedad y el de la libertad de
expresión. Son suposiciones que caracterizan a una oposición enceguecida y que su verdadero sentido es impedir el desarrollo de la nueva
Constitución y abrir camino a las políticas neoliberales. Lo más grave es que la presente guerra de información se exporta al mundo entero
donde de pronto tiene más creyentes que en nuestro propio país, por su mayor nivel de recepción o mayor cobertura, con el agravante de proyectar
una imagen negativa que nos empequeñece y genera aunque de manera artificial resistencias innecesarias.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba