Opinión Nacional

La hipótesis del autogolpe que se discute en la Habana

A quienes les gusta  ir  a fondo en la exploración de hipótesis le propongo un escenario  que mas adverso  no puede ser, pero que sin embargo está planteado como posibilidad real: Este operativo seria liderado por Diosdado con Adán,  José Vicente y Rangel Silva como albaceas del gobierno.

Ante un rápido deterioro de la salud del Presidente, la cúpula de las FFAA  en connivencia con la dirección del PSUV decide  disparar un mecanismo institucional de emergencia,  que por supuesto pueden intentar revestir con alguna trapisonda ilegal desde la Asamblea Nacional y con  el Teniente Cabello  constituir un GOBIERNO REVOLUCIONARIO  DE EMERGENCIA,  que suspende una veintena de artículos de la constitución,  referidos a la libertades políticas y de información  y  suspendiendo  las elecciones por causas de fuerza mayor,  pasando luego  a expedirse un conjunto de decretos ley  para  instaurar un gobierno  de fuerza,  que intente resolver  algunos temas.

Por ejemplo:

1.- la militarización  de ciudades y vías de comunicación para hacer descender abruptamente la  delincuencia.  Todo ello ligado a un plan audaz de control  policial de la población Esrta medida tendría inicialmente un gran apoyo.

2.- Se lanza un plan de  emergencia en materia de vivienda y otras obras públicas de impacto en la población  y aunque usted no lo crea,  ello  se haría con amplísima participación del capital privado, con financiamiento masivo e  importación en gran escala de cemento, cabillas etc.

3.- Para garantizar este y otros planes de reanimamiento económico,  nacionalizan algunos grandes bancos  de notorios financistas de la oposición.

4.-Se lanza una legislación de  emergencia para constreñir al máximo la descentralización y anular de hecho las alcaldías y gobernaciones en manos opositoras.

5.- Se lanza un vasto operativo demagógico de saneamiento y lucha contra la corrupción,  metiendo a la cárcel un centenar de funcionarios  que incluyen  a rojos y opositores.

Una vez impulsada esta tramoya  dictatorial,  se verían  y medirían los efectos,  sobre si logró ser aceptada como lógica y necesaria por la población,  para entonces  quedarse un tiempo  con un plan que  puede eventualmente  reforzar la línea dictatorial,  si   se viera posible,  o aflojar y convocar elecciones habiendo  forzado previamente un pacto constitucional,  donde la oposición participaría en condición de socia  disminuida, de un nuevo régimen con libertades aun mas recortadas,  pero  virando  en lo económico hacia fuertes concesiones al sector privado.

 

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba