Opinión Nacional

La hora del cerco

Otto Reich habló largamente con Roberto Giusti (El Universal, 10-07-05). En la conversación señaló varios puntos fundamentales para entender la política del gobierno de Bush II hacia Venezuela. Reich, ex Subsecretario de Estado para el Hemisferio Occidental y ex embajador de Estados Unidos en Venezuela es considerado uno de los políticos cubanos anticastristas con mayor acceso a las discusiones que se desarrollan sobre el subcontinente en la Casa Blanca.

Reich aseguró que: a) Estados Unidos no tiene la más mínima intención de invadir a Venezuela; b) que (sobre las compras de armas) “no hace falta mucha imaginación para pensar que posiblemente las use primero contra sus vecinos”; c) que Chávez apoya movimientos indígenas de la región, solamente que “ahora sus tácticas son más sofisticadas y están dirigidas por la máxima autoridad en términos de subversión en el Hemisferio, es decir, Fidel Castro”; d) que Venezuela es una “sucursal” de Cuba; e) que el Referéndum de agosto de 2004 “fue un fraude que tenía meses montándose” (deslegitimación a posteriori); y f) que “no hay nada que pueda pasar en Venezuela que no traiga consigo una reacción por parte de la comunidad internacional, comenzando por la OEA”.

Reich, simplemente, ratificó la teoría del cerco, propuesta por el Departamento de Estado por la vía político-diplomática y por el Comando Sur por el camino político-militar (Ejército regional andino) como la actual táctica de Washington contra la revolución encabezada por Chávez. Descartada por ahora la intervención directa tiene primacía la palabra “vecino”.

Al mencionar la incomodidad de los “vecinos” con Chávez, Reich fue enfático: “En los primeros años del gobierno de Chávez los presidentes de Colombia, Bolivia y Ecuador le dijeron que habían detectado esfuerzos por parte de venezolanos, miembros de su gobierno, apoyando movimientos radicales indígenas. Y cuando digo indígenas no me refiero a grupos étnicos, sino a elementos subversivos”.

Por su parte, Donald Rumsfeld, el frontal Secretario de Defensa, publicó un artículo en el Miami Herald (08-07-05) señalando a Cuba y Venezuela (“que no son amigas de Estados Unidos”) de “promover el radicalismo y tratar de subvertir los gobiernos democráticos de la región”. Rumsfeld acusó a Venezuela de “cabildear activamente a los legisladores de Centroamérica para que voten contra el CAFTA (tratado comercial entre esos países y Estados Unidos), afirmando que ese es un asunto “que compete a la seguridad nacional” de Estados Unidos. Rumsfeld remató la amenaza con un “que no quepa duda”.

Por primera vez aparece mencionado oficialmente por un alto funcionario del gobierno de Bush el concepto de “Seguridad Nacional” en directa relación a Venezuela. Para Estados Unidos, luego del 11-S, su seguridad nacional debe entenderse en términos trasnacionales.

Chávez, en su turno (09-07-05), advirtió que “cualquier agresión imperialista contra uno de nosotros (Venezuela-Cuba) será al mismo tiempo contra los dos. Las revoluciones cubana y venezolana ya son una sola”. En términos parecidos se había definido Fidel Castro semanas atrás.

Comenzó la hora del cerco. En su recorrido, la aguja del reloj de Washington irá tocando, minuto a minuto, a cada “vecino” de Venezuela.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba