Opinión Nacional

La Hoz y el Martillo

Símbolos de una nueva era de cambio en la historia a partir del año 1917. La clase trabajadora, el proletariado al poder. La rebelión de los explotados en contra del capitalismo industrial y sus vejaciones a la dignidad humana. La teoría marxista del cambio social aunque llevada a cabo de una forma sorpresiva en un país rural y campesino como lo era en ese entonces la Rusia de los zares.

El proyecto colectivista, socialista y comunista empezó a ser experimentado en la realidad social a trompicones. De repente sus líderes más connotados empezaron a sufrir las desavenencias entre la teoría y las circunstancias del momento. Luego de acabar con los resabios contrarrevolucionarios e instaurar el orden nuevo llegó la trágica rebatiña por el poder. Fallecido Lenin, Trosky y Stalin disputaron un liderazgo que fue conquistado por el más despiadado de los dos.

La era de Stalin se inició con las primeras persecuciones y purgas a la disidencia interna, situación que se ahondó aún más luego de la victoria en contra de los nazi en 1945. El proyecto humanista fue aparcado y sustituido por la construcción de un imperio fundamentado en un armamentismo irracional. La ciudadanía tuvo que sacrificar elementales conquistas, empezando por la libertad, en aras de una “dictadura del proletariado” que terminó justificando las aberraciones cometidas desde el Estado y en nombre del Partido. En realidad, en nombre del socialismo, se escondió una nueva explotación y dominación, igual o peor, de la capitalista, que en teoría había que superar por decadente.

La “Cortina de Hierro” era una cárcel al aire libre. Un sistema policiaco capaz de invadir la más elemental intimidad y privacidad entre las personas. La libertad fue suprimida y la injusticia acrecentada. Todo terminó en un tremendo fiasco tal como se pudo revelar a los ojos del mundo luego de 1991.

El capitalismo originario se ha transformado, y en el caso de la Europa Occidental, ha surgido un capitalismo social. Este, para sorpresa de muchos, ha llevado a disminuir, a niveles de tolerancia bastante aceptables, la inevitable explotación del hombre por el hombre. Mientras que “la hoz y el martillo” terminaron asociados a una simbología que le apareja con el autoritarismo y el oprobio.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba