Opinión Nacional

La insensatez e incordinación privan en las decisiones oficiales

El Vergatario Bolchevique enloquecido y ensoberbecido por la derrota del pasado septiembre,  la cual solo él y su compañero Aristobulo  no esperaban, lo tiene fuera de quicio y cometiendo locuras y disparates a diestra y siniestra.

        No de otra manera pueden llamarse las insensatas  e impertinentes e ilegales expropiaciones, nacionalización o confiscaciones de las empresas productoras de fertilizante, Agro isleña y  Venoco.

 Debo mencionar las varias formas citadas de ir contra la propiedad privada, pues  uno no logra entender nunca la variada cantidad de disparates que suelta el  pretendido Jefe máximo del Ejecutivo, que no representante intotum del Estado ni del país, como el suele autodenominarse para  exagerar  los honores de su hoy deslustrado cargo.

        Vale la pena ilustrar al diz que letrado ciudadano de que  son cosas bien diferentes procesos de nacionalización, expropiaciones y confiscaciones, teniendo cada  uno de ellos claros y  precisos caracteres y elementos que los diferencian entre sí y a la vez de otras figuras similares o no.

        Lo triste de tan ignominiosa incuria no es el solo disparata sino lo lamentable que resulta ella en boca de quien es Jefe del Ejecutivo nacional pero que de manera alguna  excusan los disparates que con ellas se comenten, al dejar de cumplir o realizar los trámites que legalmente estipulan las normas vigentes y la tan venida a menos  Constitución, por los dislates de su propio autor al invocarla ilegal y  cuestionadamente.

        Lo lamentable de este acontecer es que ellos pretenden destacarnos al resto de los ciudadanos que habitamos en lo que el pretende sea su piara, que todo eso puede hacerse a su leal saber  y entender, sin respetar el proceso debido ni el pago de la justa y tempestiva indemnización.

         Uno se pregunta y quisiera tener adecuada respuesta de cómo es posible que en el caso de Venoco, sea ahora, cuando  el gobierno se dé cuenta de que tenían tales o cuales precios,  de objetables dueños del patrimonio de la empresa andaban guisando o comprando legalmente, a pesar e que a todos ellos los conocían, como integrantes de los compradores y de combo en el negocio de la entrega de maletines, ni el porque se hacían negocios con esa empresa,  cuando la misma por vía de sus anteriores dueños sobrevivía a costa de ciertas relaciones  con gente de – Pedesucia – y no quiero adelantar mas.

En el caso de Agro Isleña, tampoco imaginamos como se sorprenden por los precios de venta de los productos, cuando que dicha empresa era o es proveedora de Cuba, y esta es su gran deudora a la calladita, y por lo visto  el Bolchevique y su combo es ahora cuando se enteran de que  la empresa nacional, oficial y  productora de fertilizantes no atendía adecuadamente al mercado local, y por ello requería y requiere de ese y otros intermediarios para poder cumplir con sus usuarios .

En tal sentido es propicio alertar igualmente ahora la mal habida maña de encontrar cualquier bicho con uña en cualquiera de los estadios horizontales o verticales del poder, con las pretensiones de tener el mismo derecho que el Bolchevique desatado para modificar  el texto constitucional, y subvirtiendo su texto, en franco abuso de autoridad, disponer dislates tan graves como que quienes son propietarios urbanos deben demostrar cadena titulativa anterior a 1800, condicionar la propiedad al inicio real de proyectos y construcciones dentro de un término, que ni ellos con todo lo que han  botado en dinero han podido lograr, y pare de contar.

        Me han referido por ejemplo que en la adolorida Nueva Esparta, los Concejos Municipales y Alcaldías han adoptado sendos procedimientos contra cuanto propietario exista en la zona  y pretenda desarrollar o disponer de lo que es suyo por justo y buen título.

        Definitivamente que estos ignaros al igual que el mico que dicen emular, parecen olvidar que por tales arbitrarios procederes deben responder primero el Estado venezolano, lo que ha reconocido su  otro  propio vasallo, el Poder Judicial, pero además ellos personalmente en lo civil, administrativo y lo penal, y tengan la seguridad que esos desastres tendrán que ser asumidos, pues han sido ellos en su celebre “bicha” quienes consagraron la imprescriptibilidad por los delitos que causen sus conductas por el mal ejercicio del poder, por la omisión del cumplimiento del deber, que es otra forma de hacer peculado y dañar al patrimonio del Estado.  Tengan por seguro, de que por tales infamantes conductas tendrán  también que responder  y  asumir sus responsabilidades.

        De paso, recientemente estuve en un evento que en otra oportunidad vale la pena comentar, en la Isla de Margarita, la pobre y hermosa perla del caribe que ahora esta sucumbiendo en manos de estos sátrapas trogloditas del gobierno  neosocialistas del bolchevique-. Asaltos  y robos por todas partes, baja calidad de las mercancías, la no accesibilidad al mas preciado de los tesoros de los venezolanos, la satisfacción de la whisky manía,  el mal mantenimiento de hoteles e instalaciones turísticas todo lo cual viene poniendo de rodillas al comercio y agentes promotores de la Isla.

        Parece mentira que ni los  Margariteños de más prestigio local  no hagan esfuerzos por salvar este hermoso lugar.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba