Opinión Nacional

La mentira

Desde hace tiempo estoy por escribir acerca de «La Mentira» y a pesar de existir el estímulo y las motivaciones en el entorno que permitían se me encendiera la chispa, no fue posible conseguir ideas para iniciar este artículo, me remití entonces a la práctica conservadora del pequeño larousse y conseguí que la mentira es un discurso contrario a la verdad. Argucia. Embuste. Engaño. Falsedad. Patraña.

Al no ser suficiente esta información por cuanto no me decía mas de lo que yo conocía sobre su significado, y consciente que existía un significado mucho mas profundo que lo que decían estas palabras, me remití a mi biblioteca y como me suele suceder, apenas tomé uno de los libros guiada por su título «Como Transformar a la gente en Personas Positivas», me conseguí una información interesante que me pareció pertinente compartir.

Lewis E. Losoncy su autor, connotado conferencista internacional en el área del estímulo, la motivación y la superación personal, en un párrafo que lo dedica a la mentira, manifiesta estar de acuerdo con Alfred Adler cuando dice «las personas que tienen el hábito de mentir creen que existe algún opresor o verdugo en alguna parte cerca de ellas»

Es esta una de las razones por la que la mayoría de las veces uno de los motivos entre tantos, para mentir podría ser el tener miedo a decir la verdad. Generalmente el ser humano huye de la responsabilidad de su comportamiento personal por causa del temor.

Por eso en una sociedad de avanzada o desarrollada, donde la verdad y la justicia son valores que se toman en cuenta y no la represión física como suele suceder en otro tipo de sociedades, los ciudadanos encuentran menos presiones que los inciten a mentir.

Se parte de la base que existen distintos motivos para mentir y son muchas las respuestas que se pueden enumerar si se analiza la realidad que nos rodea tanto en la familia, la escuela, la calle y el estado.

Un motivo para mentir, es el querer ser mas importante a los ojos de los otros, ya que quien utiliza este engaño tiene temor que la verdad no sea suficiente para valer ante la sociedad que los escucha y de una u otra manera sin darse cuenta el mensaje al mentir de esta forma es contrario, porque está diciendo a las personas que se siente poco importante.

En nuestras sociedades se suele combinar la mentira con la venganza, una persona celosa, resentida, envidiosa, insegura puede calumniar a otra o a una institución para que el colectivo piense mal , creyendo con esto que mientras mas denigre de los otros, él o ella se verá superior ante todos, de allí que estas personas creen que al enemigo se le debe castigar o denigrar con una historia inventada y se hacen tan expertos que logran convencer a sus aliados y hasta quienes no están de acuerdo con sus planteamientos.

Parece mentira pero una de las recomendaciones para tratar a estos personajes que viven diciendo estas historias destructivas en relación a los demás, es ignorar las exigencias o peticiones infundadas.

Una de las características de las personas que mienten para que lo tengamos presente, es que tienen alguna necesidad por satisfacer, de allí que esa necesidad debe ser satisfecha con un comportamiento constructivo para que acaben las mentiras. Ahora bien es inminente también, identificar cuál es el motivo de su poca sinceridad, para entender tal desviación.

Tamaño paquete se le presenta a una sociedad cuando tiene como norma comunicarse con la mentira, por cuanto significa que tiene una necesidad imperante que no ha sido satisfecha, pero peor es no saber identificar quien dice la verdad y quien la mentira, ya que la costumbre lleva al engaño permanente y por tal motivo genera una población frustrada y con una gran incertidumbre que llega a paralizar a cualquiera por un temor intenso, que, o le impide avanzar satisfactoriamente o lo inyecta de una fuerza incontrolada que lo lleva al éxito.

Es recomendable reflexionar ante lo dicho y discutir lo que pasa en el contexto social y el entorno personal, por cuanto en estos tiempos de modernidad la innovación sigue siendo la clave del éxito o lo que es lo mismo, o inventamos o erramos y si existe miedo es imposible innovar o inventar.

Relacionando entonces las emociones que se desencadenan al encontrarse en situaciones donde está presente la mentira, vemos lo grave de la situación porque estamos claros que miedo significa, ansiedad, aprensión, nerviosismo, preocupación, consternación, inquietud, cautela e incertidumbre.

Y si además unimos que la impotencia y el enojo están íntimamente relacionados con el temor, el panorama se torna de terror pues a nivel psicopatológico este se transforma en fobia pánico y pavor. Por eso se recomienda, reconocer todas estas emociones y orientarlas inteligentemente, porque así se genera una gran energía y entusiasmo para superar los obstáculos que hayan producido ese miedo, impotencia y enojo.

Invito como ejercicio práctico, que cada lector piense en una persona que considere mentirosa y señale al menos dos razones por las cuales cree que miente y si usted ha mentido alguna vez, medite cual fue la razón por la cual mintió y le aseguro que le llamará la atención darse cuenta que muchas de sus respuestas son las mismas que aparecen en este texto.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba