Opinión Nacional

La militarización de la sociedad y del Poder Popular

El ciudadano Presidente de la República decía el año pasado, en el momento de la presentación de la propuesta de reforma constitucional, lo siguiente: “aquí todas las constituciones se aprobaban en cenáculos”.

A partir de esto, quisiera puntualizar lo siguiente: ¿a quién le consultó el ciudadano Presidente las 26 leyes (el paquetazo) aprobado el último día de estar habilitado para legislar con los poderes especiales que le dio la Asamblea Nacional el año pasado? ¿Dónde quedó la democracia participativa, protagónica? ¿Dónde quedó el parlamentarismo de calle? ¿Dónde quedó la voluntad del soberano? ¿Dónde quedó el poder originario del pueblo?

La Ley Orgánica de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (ya ilegítima por sí misma, puesto que sólo con el nombre transgrede la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela que establece en sus artículos 41, 156, 236, 266, 291, 324, 328, 329, 330, 331, el nombre de la Fuerza Armada Nacional, sin adjetivos bolivariano, socialista o cualquier otro que del gusto del líder) reza en su artículo 46, numerales 10, 11 y 12: “Son funciones de la Milicia Nacional Bolivariana: …
10. Orientar, coordinar y apoyar en las áreas de su competencia a los Consejos Comunales, a fin de coadyuvar en el cumplimiento de las políticas públicas;
11. Contribuir y asesorar en la conformación y consolidación de los Comités de Defensa Integral de los Consejos Comunales, a fin de fortalecer la unidad cívico-militar;
12. Recabar, procesar y difundir la información de los Consejos Comunales, instituciones del sector público y privado, necesaria para la elaboración de los planes, programas, proyectos de Desarrollo Integral de la Nación y Movilización Nacional…”
Y me pregunto: ¿Comités de Defensa Integral? ¿Unidad cívico – militar? ¿Difundir la información de los Consejos Comunales? Los Consejos Comunales fueron creados como figuras de participación comunitaria con el fin de responder a las necesidades de las comunidades y construir una sociedad equitativa y de justicia social. Esta descripción, contenida en el artículo 2 de la Ley de los Consejos Comunales, así como la autonomía de funcionamiento de los Consejos Comunales, es contraria al contenido de la ilegítima LOFANB ya que, por una parte, obliga a formar Comités de Defensa Integral de los Consejos Comunales y, por otra parte, a difundir la información vecinal y comunitaria que son propiedad de las comunidades.

Militarizar a los Consejos Comunales, obligarlos a difundir la información de su propiedad, obligarlos a formar Comités de Defensa Integral para defendernos de una invasión que solo existe en la cabeza de un hombre, fortalecer la unidad cívico – militar, con el objeto de formar una guardia pretoriana que proteja al líder … Creo que eso ya es demasiado.

No conforme con la demolición de las instituciones del país, no conforme con dominar todos los poderes públicos, no conforme con tener una Fuerza Armada a imagen y semejanza, no conforme con pretender que los que pensamos distinto nos vayamos del país, no conforme con eso, se pretende militarizar la última esperanza y el último sueño que le queda a muchos dirigentes sociales, luchadores, vecinos y ciudadanos, que es su capacidad autónoma de participar en los asuntos públicos y los asuntos comunitarios, para tratar de solucionar los problemas que los burócratas que se hacen llamar revolucionarios no pueden resolver.

Alerta a los Consejos Comunales, alerta a los dirigentes vecinales y comunitarios, sin importar su tendencia política, porque la militarización del poder comunal no es para un sector de la sociedad, sino para todos. Consejos Comunales que hoy denuncian y critican a los burócratas y la falta de respuesta y de presupuesto para los proyectos, mañana podrías ser acusado de conspirador y saboteador, y tu información será divulgada y, quizá, hasta podrías ser perseguido por los Comités de Defensa Integral, al mejor estilo de la “democracia” cubana.

¿Qué hacer? Nuevamente, es la hora de ir, con paciencia, tolerancia, pero con firmeza, a explicar en las calles de Caracas las implicaciones de esta ley. A organizar foros, charlas, talleres, encuentros, debates, con el fin de desnudar, frente a los Consejos Comunales (sin importar la tendencia individual de sus integrantes), las verdaderas intenciones que desde el gobierno central se tienen con esta ley.

“Venezuela despierta y reacciona. Es el momento”
“Puedes engañar a todo el mundo algún tiempo. Puedes engañar a algunos todo el tiempo. Pero no puedes engañar a todo el mundo todo el tiempo”
Abraham Lincoln

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba