Opinión Nacional

La mitad del país votó por la democracia

Lo más relevante del referendo que acaba de realizarse no es la enmienda para la reelección indefinida de los cargos de elección popular, lo fundamental es que queda demostrado que Venezuela está dividida en dos grupos que van hacia una dirección absolutamente opuesta; por un lado, los que, por las razones que sean, siguen a un gobierno que no respeta los principios democráticos y por el otro, un país que no acepta dejarse atrapar y acorralar por la propuesta socialista y totalitaria del gobierno.

No es fácil encontrar una fórmula que permita visualizar un posible encuentro entre ambas partes, porque sentarse, ceder, recibir y llegar a un acuerdo ganar-ganar, es precisamente un acto democrático, y no es democracia lo que ofrece el gobierno. La desproporcionada ventaja oficialista en hacer uso de los recursos del estado en la reciente campaña electoral, sumado al desconocimiento absoluto hacia esa otra parte de Venezuela que acaba de participar con más de cinco millones de votos, no permite ser optimista sobre un posible encuentro entre todos los venezolanos.

Sencillamente, en la propuesta socialista del gobierno no hay espacios para quienes no están con el gobierno. Aceptar convivir con el otro y avanzar hacia un modelo de estado y sociedad concertado sería para el gobierno desmontar totalmente su propuesta de estado y sociedad socialista, para dar paso a uno democrático que permita el pluralismo, la igualdad de oportunidades y la alternancia en el poder. Es decir, tendría que empezar por reconocer al otro sector y a su claro liderazgo, respetar la constitución y los valores, principios y límites democráticos y por abolir la enmienda que acaba de aprobarse.

No habría sido lo mismo un Chávez con fecha de vencimiento que el nuevo Chávez, resucitado, que pudiera poner al país al borde de un choque de trenes con consecuencias terribles e inimaginables. Lamentablemente, faltaron los recursos y el tiempo, que sumado a la bestial ventaja oficialista, no se pudo llevar claramente el mensaje democrático a todos los venezolanos.

A Chávez le corresponde meditar, analizar y aceptar ese resultado. Medio país en contra y a favor de la democracia, es suficiente para empezar a hacer cambios en la orientación de su gobierno. Diez años sin poder avanzar todo lo que quisiera, deben ser suficientes para empezar moverse hacia el centro, aceptar la democracia y abrir las válvulas que bajen la presión.

Lo relevante del resultado de referendo del pasado 15F no es la reelección indefinida; lo importante son más de cinco millones de venezolanos que reclaman democracia, pluralismo, respeto a sus derechos y ser atendidos por el estado.

Coordinador de Formación
y Gerencia Política
COPEI Partido Popular/Zulia

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar