Opinión Nacional

La MUD quiere sacar mayoría de votos y ganar más de 110 alcaldías

A unque en más de tres oportunidades el Consejo Nacional Electoral canceló las elecciones municipales, finalmente el Poder Electoral convocó a estos comicios para el 8 de diciembre.

Para esas elecciones, tanto el Partido Socialista Unido de Venezuela como la Alternativa Democrática deberán superar sus propios obstáculos. Por un lado, la tolda roja tendrá que resolver la forma de designación de sus candidatos y Nicolás Maduro deberá justificar la idea de escoger a sus representantes a través de pactos y consensos. Habrá que ver la reacción de los militantes de su partido para conocer si Maduro tiene el liderazgo suficiente y puede hacer respetar su palabra, en vista que las primarias rojas se quedaron en puras promesas.

Por otro lado, la oposición tendrá nuevamente que promover que sus simpatizantes asistan a las urnas, luego que denunciara que Maduro se robó las elecciones y que el verdadero ganador fue Henrique Capriles. El reto que tiene la MUD por delante es justificar el llamado a votar con un CNE al que califican de fraudulento. Deberá convocar a sus electores en un ambiente de desconfianza al árbitro electoral y frustración. Todo esto sumado al desafío de conquistar nuevos espacios y mantener los que tiene, demostrando así que son mayoría en el país.

Hasta el momento la oposición cuenta con 53 alcaldías, lo que representa el 15% del poder municipal. Sin embargo, la correlación de fuerzas no es la misma a la del año 2008 cuando se dieron estos resultados y la MUD ha ido recuperando terreno. Tomando en cuenta los resultados del 14 de abril, la MUD ganó en 96 municipios, lo que representa un avance en 47 localidades más que en las elecciones del 7 de octubre de 2012, y 43 más de las que se ganaron en 2008.

Este avance tampoco es lo suficientemente representativo a escala nacional, porque cuando se analiza el comportamiento electoral de las pasadas elecciones, solo en aproximadamente 110 municipios podrían llegar a tener vida. Sin embargo hay que resaltar que la MUD podría ganar, de repetirse los resultados del 14-A, en 13 capitales de estado.

A DETALLE Específicamente los estados de mayor oportunidad de crecimiento para la oposición son Anzoátegui, Bolívar, Mérida, Táchira y Zulia, en donde pudieran ganar 62 alcaldías en total, según el análisis de las últimas tres elecciones.

En el caso específico de Miranda, la MUD solamente ha ganado en seis de 21 municipios; pero para las próximas elecciones municipales a este grupo se le pudiera sumar Guaicaipuro (Los Teques), donde la oposición luego de perder por 2,8 puntos el 7 de octubre, se logró alzar el 14-A con cinco puntos de ventaja. Este municipio es un punto de honor para Capriles por ser la capital mirandina y el segundo con mayor cantidad de electores de la entidad.

Adicional a este caso, se encuentra Zamora (Guatire), donde cada vez la brecha se cierra más. Después de pasar de una diferencia de 10 puntos, la oposición está a tan solo dos puntos de obtener la victoria en este municipio. Sin embargo, el triunfo de esta localidad también dependerá del liderazgo propio que tenga David García, candidato por Guatire, sobre su propia gente.

En Lara, la MUD tiene oportunidad de recuperar espacios. De nueve municipios la oposición no tiene ninguno, pero luego de la incorporación del gobernador Henri Falcón esta bancada tiene chance en tres: Irribarren (capital del estado), Crespo y Palavecino.

Otra alcaldía que tampoco está lejos de ser conquistada por la oposición es la de Tucupita. Aunque Delta Amacuro es oficialista por una brecha de hasta 23 puntos, en su capital la MUD solo estuvo a dos puntos para ganar el 14-A. Lo mismo pasa con la alcaldía de Barinas donde Henrique Capriles le ganó a Maduro con una ventaja de siete puntos, en la propia cuna de la revolución. Conquistar este espacio también representa un punto de honor para la oposición.

Todas estas posibles victorias también están sujetas al liderazgo propio de cada candidato sobre su electorado. Por esta razón, la MUD terminó por aceptar la solicitud que hizo Capriles días atrás de ser el jefe de campaña de las elecciones municipales. El bloque opositor aprobó que el excandidato presidencial asuma el liderazgo para que les levante la mano a los candidatos a alcaldes. Todo con el objetivo de animar a aquellos que aún no están convencidos de votar.

En donde la Unidad no ve luz todavía es en los municipios de los estados Apure, Cojedes, Portuguesa, Sucre, Vargas y Trujillo, en los que la oposición no ha podido ganar en las últimas tres elecciones en ningún municipio de estas regiones, salvo en Valera. En el caso particular de la Alcaldía de San Carlos (Cojedes), que está actualmente en manos de la oposición producto de una división del chavismo en 2008, está cuesta arriba que la Mesa retenga este espacio teniendo en cuenta que el 14-A, el PSUV se impone por más de siete puntos de ventaja. 

Uno de los temas que aún quedan pendientes es terminar de definir los nombres de los concejales que irán por cada localidad. Hay plazo hasta el 8 de agosto para que los partidos políticos se pongan de acuerdo en los nombres que integrarán las planchas unitarias de concejales. Esto representaría una renovación del poder legislativo municipal, luego de tener más de cinco años el periodo vencido.

NACIONALIZAR LAS MUNICIPALES Tras haber la MUD decidido que Capriles sea el jefe de campaña de las municipales, queda pendiente definir las responsabilidades específicas que asumirá el actual gobernador de Miranda porque desde esta bancada asumen que Capriles no estaría en capacidad de encargarse operativamente y a detalle de las campañas de 337 candidatos a alcaldes (incluyendo las dos alcaldías metropolitanas). A pesar de esto, se estima que el excandidato presidencial asuma una jefatura simbólica cuyo principal objetivo sea lograr una movilización masiva en los próximos comicios.

Otra de las posturas que ya asumió Capriles fue sobre la utilización de la tarjeta de la Unidad para las elecciones del 8 de diciembre. En su cuenta de Twitter escribió: «Tiene que ser con la tarjeta de la unidad, esa es mi posición, mi opinión y de muchos otros, esa tarjeta le sacó 1.800.000 votos de ventaja al anterior mecanismo». Al respecto, hay acuerdo de los partidos que integran la Mesa en torno a este punto.

Por último, se conoció que la Mesa está estudiando la opción de realizar una campaña nacional donde los principales dirigentes de esta coalición recorran Venezuela para motivar a sus simpatizantes. Se analiza la posibilidad de que al trabajo que realice Capriles se sumen dirigentes nacionales, como Leopoldo López, María Corina Machado y Pablo Pérez para que se unan a una campaña que en teoría es local, pero que en la práctica la Alternativa Democrática tendrá que nacionalizar para no solo ganar la mayor cantidad de alcaldías sino superar en votos nacionales al PSUV.

La Mesa estudia la opción de hacer un plan de campaña en dos planos: uno orientado a ganar la mayor cantidad de alcaldías y concejalías, y el otro enfocado en ganarle al chavismo en el total de votos nacionales para demostrar que son mayoría en el país. Estarían haciendo un plebiscito de las elecciones municipales. Sería una estrategia para que la MUD siga recuperando espacios.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba