Opinión Nacional

La nueva mayoría no es auditable

Cuando los Poderes Públicos son dependientes de un partido o de una persona, tal como ocurre en Venezuela, desaparecen la democracia y el Estado de Derecho. El CNE responde al PSUV y sus intereses, a las indicaciones del régimen y a las “sugerencias” convertidas en órdenes que llegan de La Habana; en consecuencia, los fraudulentos resultados de las elecciones del 14-A no son auditables por no convenir al régimen, ya que no pueden someterse a una auditoría seria, solo superarían una mamarrachada como la propuesta por el CNE. De hacerse la auditoría como debe ser, tendrían que admitir que en Venezuela surgió una nueva mayoría, que la alternativa democrática ganó y Capriles es el Presidente.

No es difícil, entonces, entender el rechazo simultáneo y sincronizado de todos los poderes públicos a la “horripilante” solicitud de auditoría, ante la cual dicen no, un no rotundo, los Poderes Electoral, Ciudadano, Legislativo, Ejecutivo y hasta el Poder Judicial, este último por declaraciones precipitadas e infelices de la Presidenta del TSJ, Luisa Estela Morales, no menos rechazables e infelices que las de la otra Luisa, Ortega Díaz, Fiscal General de la República al servicio de la causa comunista.

Por supuesto que al CNE, para negar la verdad, no le importa violar la Constitución y leyes, sin que el Ministerio Público o el Poder Judicial se den por aludidos. ¿Qué es una auditoría? Para que no haya duda, la Ley Orgánica de Procesos Electorales la define de manera expresa y clara en su artículo 156: “La auditoría es la verificación de todos aquellos recursos materiales, tecnológicos y datos utilizados en la ejecución de las distintas fases del proceso electoral, para que éstos garanticen la transparencia y confiabilidad de dicho Proceso”. Es diáfana la disposición legal; no dice que los cuadernos de votación (firmas y huellas de los electores) quedan fuera de la auditoría, por el contrario, afirma que en la auditoría deben verificarse “todos aquellos recursos materiales…utilizados en la ejecución de las distintas fases del proceso electoral”. ¿Es que acaso los cuadernos no son parte fundamental de los “recursos materiales” utilizados en una elección? Es más, el artículo en referencia ofrece la razón por la cual la auditoría debe ser hecha sobre todos los elementos del proceso: garantizar “la transparencia y confiabilidad”.

En estos días se ha recordado profusamente las declaraciones del psiquiatra Jorge Rodríguez, eterno Jefe de Campaña del PSUV y ex-Presidente del CNE, quien todavía controla ese organismo, y al cual Tiby y sus chicas le obedecen ciegamente. Recordará el lector que el psiquiatra salió del CNE directamente a ser Vicepresidente de la República. El psiquiatra violó la Constitución al ser Rector Electoral militando en un partido, entonces Quinta República, ahora PSUV. El Art. 296 Constitucional señala que el CNE está integrado por cinco personas “no vinculadas a organizaciones con fines políticos”, ya que este debe garantizar “la igualdad, confiabilidad, imparcialidad, transparencia y eficiencia de los procesos electorales”. Vamos al grano, Jorge Rodríguez sostuvo el año pasado, a propósito de las primarias de la alternativa democrática de manera contundente y apasionada que no hay auditoría confiable en la que no se analicen los cuadernos electorales. ¿No será que el psiquiatra debería visitar a un colega de profesión?

En auditorías anteriores, el CNE ha auditado los cuadernos de votación, desmintiendo a Tiby quien, en lamentable reciente declaración, afirmó que el análisis de dichos cuadernos “no está contemplado jurídicamente”.

La negativa a una auditoría real, así como la mamarrachada que en su lugar hace el CNE, incrementan la duda sobre el triunfo de mentira fresca, de quien nadie duda pueda decir una “mentirita” para hacerse del poder por vía de arrebato. La deslegitimación de Nicolás, como presidente, le hará más difícil la ya ardua tarea de gobernar hoy a Venezuela, cuando estamos sumidos en una profunda crisis política, económica y social, La empecinada decisión del régimen de no permitir que la nueva mayoría sea auditable, no es patriótica ni ayuda a salir de la crisis.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba