Opinión Nacional

La nueva oposición

Comparto plenamente el análisis de Armando Durán en su columna Contra esto y aquello, publicada en El Nacional, sobre una nueva oposición, anunciada por Chávez e integrada por Teodoro Petkoff, Eduardo Fernández y quizás Claudio Fermín. Entre otras cosas dice: “Se trata, sin duda, de una vieja estrategia del totalitarismo. Mientras se aplasta y pulveriza a la disidencia más o menos organizada, se crea otra, fantasmal, sin musculatura alguna y genuflexa. Para cubrir las apariencias y justificar el exterminio de la otra. Una estrategia implacable que, de tener éxito, introduciría el germen perverso de la confusión en los movimientos demócrata-cristianos y socialdemócratas de todo el mundo, en los que las figuras de Fernández y Petkoff son harto conocidas y tenidas en cuenta…” También en la sociedad democrática venezolana.

Chávez radicaliza el proceso, anuncia que la revolución no es negociable y que se impondrá de manera pacífica o violenta. Simultáneamente descalifica la gestión de Gaviria y rechaza la verdadera naturaleza del Grupo de Amigos, especialmente por la presencia norteamericana y el rechazo a sus aliados naturales por parte de sus integrantes. Amenaza a los medios, especialmente a la televisión y se inicia en el país la etapa del secuestro, la tortura física y mental contra los opositores y el brutal asalto terrorista en contra de empresas violando normas constitucionales y legales vigentes que protegen la integridad de las personas, sus bienes y el sagrado derecho de propiedad. Todo en la misma semana en que somos institucionalmente invadidos por hordas colombianas vinculadas a la narcoguerrilla colombiana y por supuestos técnicos petroleros, vulgares mercenarios a quienes le dan el dominio del negocio más importante del país. Por si fuera poco, el jefe del Comando Sur de USA declara que se gana la guerra en Colombia pero que se está perdiendo en el área con referencia expresa al caso Venezuela y el Secretario de Estado, General Colin Powell, anuncia que planteará el caso Venezuela en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, desde la perspectiva del terrorismo internacional.

Que Chávez intente dividir a la oposición y establezca diferencias entre los buenos y los malos, los demócratas y los golpistas, es lógico. Lo inaceptable e imperdonable, es que los señalados se presten al juego de la tiranía. No se trata de novatos inexpertos. Mucho menos de ingenuos que debutan en estas lides. Saben perfectamente el profundo daño que la especulación chavista hace a la Confederación de Trabajadores de Venezuela, a Fedecámaras, a la Coordinadora Democrática, a los trabajadores y gerentes de PDVSA, a la marina mercante, a los productores agropecuarios y, en fin, a los marchantes de a pié que no se calan ésta dictadura. Cada cual es libre de hacer lo que quiera con su vida, pero nadie tiene derecho a perjudicar a tantos al mismo tiempo. La historia no los absolverá.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar