Opinión Nacional

La ofensiva de Chávez contra la FAN

A fin de cuentas la única institución realmente golpeada a raíz de los trapos rojos del magnicidio, el golpe de estado y los atentados resultó ser la Fuerza Armada Nacional, algunos de cuyos oficiales activos y retirados fueron detenidos y hostigados, mientras otros eran sometidos a control y vigilancia rigurosos tanto dentro, como fuera de los cuarteles.

Es cierto que los medios independientes, la iglesia y los gremios empresariales y de trabajadores también fueron objeto de ataques más persistentes y agresivos que los habituales, pero dejando claro que solo conocerán una arremetida final después que Chávez haya dejado postrada a la oposición en las filas castrenses.

Las noticias que llegan de la institución militar, en efecto, no pueden ser más alarmantes y hablan de la presencia de cuerpos de seguridad nacionales y extranjeros que siguen paso a paso la rutina que en época normales se reservaba a los mandos, pero que ahora, cuanto el país toca las puertas del totalitarismo, quedan en manos de civiles y comisarios políticos que en definitiva son los que deciden qué debe hacerse y quiénes deben permanecer o separarse de la FAN.

Es -para decirlo en breve-, un clima de acoso que no se propone otro fin que debilitar la resistencia en los cuarteles a las políticas chavistas, que, entre otros objetivos, busca la sustitución de la FAN como institución regular, nacional y apartidista, para que pase a ser una milicia popular, ideologizada y convertida en brazo armado de un partido político, un pensamiento único y de un jefe.

Pero eso en cuanto a lo estratégico, porque en lo que se refiere a lo táctico, los fines del chavismo son más prácticos, perentorios y de corto plazo, como es evitar que la FAN juegue el papel independiente e institucional que jugó en las elecciones para el referendo pro reforma constitucional del 2 de diciembre pasado, y ahora, frente a los resultados oficiales de las elecciones para alcaldes y gobernadores del 23 de noviembre próximo, se revele como una fuerza dócil y dispuesta a someterse a los dictámenes del CNE, el PSUV y de Chávez.

Cuánto interesa a Chávez estar en condiciones de no aceptar la decisión de las mayorías en noviembre -así como no aceptó el rechazo de la reforma constitucional en diciembre-, puede verse en el recrudecimiento de su agenda en el área internacional que busca, de una parte, la complicidad, la neutralidad o el silencio en caso que tome la vía de cerrar los últimos reductos de la democracia en Venezuela, y de la otra, dar la impresión de que cuenta con el respaldo de seudo potencias económicas y militares mundiales, como Rusia y China, a efectos de prevenir la única reacción previsible contra a sus designios que sería la del gobierno de los Estados Unidos.

En todo caso, un vástago de dictador caribeño que está rompiendo las últimas amarras, sacudiéndose las últimas cáscaras, las capas finales de la oruga, para exhibirse con el rostro torvo del gorila que está dispuesto hacer lo que sea para no perder todo, o espacios importantes del poder.

De ahí que sea tan importante para la oposición, no solo derrotarlo en noviembre, sino derrotarlo tan abrumadoramente que haga imposible cualquier reacción y que, si la hay, sea tan débil que deje evidencia a un dictador totalitario frustrado que apenas le quedan recursos para gestos ridículos y tragicómicos.

A este respecto, no cabe sino aplaudir los últimos refuerzos de la oposición porque las candidaturas democráticas lograran una unidad que se acercó al 95 por ciento y se colocaran, en mejor posición que el chavismo dividido, para convencer al electorado de que sus opciones son las mejores.

De modo que, lo que resta ahora es diseñar una excelente campaña electoral para que las urgencias locales y regionales no abrumen a las nacionales y se entienda que, como nunca la democracia y la libertad están en peligro, y que si no se concreta la derrota de la dictadura totalitaria en noviembre, es seguro que la ruina de Venezuela será tan catastrófica, como prolongada.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba