Opinión Nacional

La oposición caníbal

Resulta realmente lamentable que algunos grupos y personalidades de la amplia y variopinta oposición venezolana, consuman buena parte de sus energías en atacar, en desprestigiar a los posibles contendores de Chávez. Constituyen una especie de inconformes: nada ni nadie los satisface. Parecen disfrutar del morbo de enfrentar a todos a quienes no comparten su visión de como salir de Chávez. Tratan de imponer sus ideas por la fuerza. Que los candidatos tienen defectos, ¡pues, claro que sí! A quien le corresponde resaltarlos, sacarlos a la luz pública, magnificarlos inclusive, es al propio gobierno. Los aspirantes, no solamente tienen que sortear los obstáculos de la canalla con boina roja, sino también las zancadillas, las trabas, provenientes de su misma parcela.

En lugar de pugnar para lograr la tan ansiada unidad contra el enemigo común, estos grupos se dedican a desmenuzar las debilidades de los candidatos. A confrontar innecesariamente con quienes no piensan de forma semejante. ¡Salgan todos aquellos con condiciones y guáramo a enfrentar a este gobierno antidemocrático! Así y solamente así, se puede construir la fuerza con el nervio necesario para enfrentar con destreza los difíciles momentos de la campaña electoral. Como consecuencia de esto quien de buena fe plantee un camino distinto a las primarias (no son la panacea universal) no merece ser execrado. Y mucho menos someterlo a la vindicta pública, a fin de expiar sus culpas. Estos sectores radicales pretenden dirigir la disidencia repitiendo los mismos errores del pasado reciente. Frivolizar las primarias es, en cierto sentido, banalizar la lucha política. Llevarla a estadios ideales no cónsonos con la realidad. Las acciones cosméticas conducirán a nuevas frustraciones, Afortunadamente, a despecho de los “inconformes” a ultranza, pareciera estar surgiendo una corriente importante, con nuevos bríos. Se necesita desterrar el pesimismo que, indefectiblemente, trae la desmovilización de la sociedad.

La política no es lineal, mucho menos reduccionista. No podemos enfrascarnos en soluciones simplistas, superficiales, cuando la realidad se nos antoja mostrenca. Cada vez más compleja. Hay distintos mecanismos de selección del candidato presidencial. Lo pertinente es evaluarlos a la luz de los acontecimientos. Le atañe a Súmate ser parte de la solución, no del problema. Con toda su experiencia y experticia técnica, puede y debe aportar ideas en una discusión abierta sobre cuál es el método más idóneo para definir el candidato único de oposición, sin casarse de antemano con alguno en específico. De la prisa sólo queda el cansancio. De la confrontación intestina el agua derramada. Por eso en esta coyuntura es necesario trabajar con mucha madurez y disposición a la convivencia, sin imponer condiciones. Es pertinente entonces centrar la discusión de cómo salir de Chávez con el menor costo para la democracia venezolana y los venezolanos. Cómo conseguir la unidad de propósitos mediante la cual se pueda construir un movimiento orgánico fuerte, vigoroso, poderoso de rescate de las libertades cívicas.

De suceder lo contrario y de seguir con este canibalismo político, comiéndonos unos a otros, el resultado es muy fácil de predecir: Chávez hasta el 2021… Alguien dijo una vez: las revoluciones destruye a sus líderes. En el caso venezolano la oposición muele a sus dirigentes, mediante un proceso sostenido de fagocitosis. Es necesario dejar el raquitismo cívico a un lado; actuar con energía; ejercer la presión necesaria para que el gobierno tome en consideración la justa petición de condiciones electorales transparentes que han reiterado los candidatos de oposición. Marginarse de esta lucha es un salto al vacío…

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba