Opinión Nacional

La oposición impulsa al Presidente

Aunque suene increíble, varias encuestadoras han estado anunciando en los últimos días que la popularidad del Presidente de la República ha repuntado unos 5 puntos en promedio. Digo que suena increíble, porque con la delicada situación económica en que se encuentra el país (caída récord del PIB en el primer trimestre, e inflación elevada), por el escándalo de los container con alimentos y medicinas vencidas, la delincuencia desatada, y muchos otros temas que en condiciones normales afectarían negativamente la popularidad del Presidente de cualquier país, en Venezuela eso no ha ocurrido. El tema es que como sabemos, nuestro país no vive una situación política muy normal, nuestro pueblo tiene una manera muy peculiar de comportarse, y los actores políticos opositores no se comportan con la lógica del caso (ni a la altura de las circunstancias).

Constantemente el Presidente culpa al Imperio, a Uribe, al FMI, a la burguesía, a Santander, a Páez, y más recientemente a las Casas de Bolsa, Polar y banqueros (también a una iguana, al fenómeno el Niño, etc.), de todos los problemas que su administración ha generado o problemas que heredó y empeoró. Sin embargo, el manejo casi genial del tema mediático, unido a la falta de portavoces inteligentes y con credibilidad dentro de la oposición que le digan al pueblo de manera clara y fácil la verdad, hacen que su mensaje prevalezca en las mentes de las mayorías. Esa capacidad de desviar la atención, genera que a las mayorías les cueste asociar al Presidente con los malos resultados de su gestión. El tema de la oposición lo he discutido muchas veces, y cada vez que lo toco me causa más impotencia y preocupación. Con tantos acontecimientos negativos que han ocurrido en el país en estos últimos 6 meses, y lamentablemente hemos sido testigos como su presencia en la calle ha desaparecido de manera alarmante. Luego de las primarias, su capacidad de hacerse notar, de enseñarle al electorado los errores del actual gobierno, de aumentar su base de votantes, de formular propuestas alternativas, de estar en la calle con la gente conociendo y denunciando sus problemas, en fin, su capacidad de aprovechar el mal momento que experimenta el actual gobierno, se fue reduciendo hasta casi el mínimo. Muchos hablan que esto es una especie de «estrategia secreta» para luego ir con todo en los meses cercanos a las elecciones, pero lo cierto es que se perdieron oportunidades muy valiosas que tal vez cobrarán un alto precio en septiembre.

Hoy la sensación que tenemos, es que la oposición tratando de arreglar sus innumerables conflictos internos se olvidó de los problemas del país, de hacer su trabajo, y este evidente vacío lo volvió a capitalizar el Presidente. Mi pronóstico para las elecciones del 26 de septiembre me parece más sencillo que adivinar quién ganará el actual Mundial de Futbol: la oposición volverá a perder, y sacará apenas unos 45 diputados. A menos que la tan esperada estrategia sorpresa de la oposición tenga tanta llegada en el electorado, que produzca literalmente un «tsunami en el tablero político» venezolano, su actual invisibilidad, la siempre presente falta de propuestas concretas y serias, junto con la estupenda manera de manejar el tema comunicacional del Presidente harán que la noche del 26 o la mañana del 27 de septiembre (conociendo la rapidez de nuestro sistema electoral, el mejor y más lento del mundo), sea de mucha tristeza para la población opositora en el país. http://www.eluniversal.com/2010/06/14/opi_art_la-oposicion-impulsa_14A4005811.shtml

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba